Internacionales

Un terremoto sacudió a la isla de Bali y dejó al menos tres muertos

[ad_1]

Un terremoto de magnitud 4,8 en la escala de Richter sacudió este sábado la isla turística de Bali, en Indonesia, dejando un saldo de al menos tres personas muertas y siete gravemente heridas.

El sismo se registró poco antes del amanecer e hizo que la gente saliese corriendo al exterior por pánico.

La tragedia se produjo justo cuando el popular destino turístico reabrió sus fronteras a los visitantes extranjeros.

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, el terremoto de magnitud 4,8 tuvo su epicentro a 62 kilómetros al noreste de Singaraja, una localidad portuaria. Su escasa profundidad, 10 kilómetros, podría amplificar los daños.

Tras el movimiento telúrico se produjo una réplica de magnitud 4,3 que sí fue relativamente profunda, a 282 kms.

Dos personas fallecieron cuando un deslizamiento de tierra enterró su casa, indicaron las autoridades.

«El terremoto se sintió muy fuerte durante cinco segundos», dijo el portavoz de la agencia de desastres naturales, Abdul Muhari. «La gente entró en pánico y corría afuera de sus casas», añadió.

Las autoridades informaron que continuaban con la recopilación de datos de los daños personales y materiales. Los heridos presentaban huesos rotos y golpes en la cabeza, entre otras lesiones, se informó.

El sismo provocó deslaves en un distrito montañoso y al menos tres localidades quedaron aisladas. El movimiento dejó destruidas varias viviendas y templos de la localidad portuaria de Karangasem, la zona más próxima al epicentro, donde se cobró la vida de una niña de tres años que fue golpeada por escombros.

También varias instalaciones gubernamentales quedaron dañadas en las aldeas de Trunyan y Kintamani, dos destinos populares por su impresionante lago.

El epicentro del temblor se situó lejos de la zona más turística de Bali, que hace apenas dos días reabrió sus puertas a los vuelos internacionales tras el descalabro sufrido por la pandemia del coronavirus.

Indonesia sufre frecuentes terremotos al encontrarse en el llamado «Anillo de Fuego» del Pacífico, un arco de intensa actividad sísmica que se extiende por el sudeste asiático y la cuenca del Pacífico hasta América del Sur.

En enero, más de cien personas murieron y miles se quedaron sin hogar por un terremoto de magnitud 6,2 en la isla de Sulawesi. Hace tres años, más de 4.300 personas fallecieron o desaparecieron por un sismo de magnitud 7,5 seguido en Palu.

Con información de agencias

[ad_2]
Fuente

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba