26 mayo, 2024
Las Noticias de Uruguay de hoy

logo horizontal color

Lacalle Pou marca la agenda regional

URUGUAY – En un encuentro trascendental para la región, el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, se unió al evento “Cena de la Libertad 2024” en Buenos Aires, organizado por la Fundación Libertad. Acompañado por el presidente argentino, Javier Milei, el mandatario uruguayo aprovechó la oportunidad para compartir su visión sobre el futuro de Uruguay y el rol del Mercosur en la integración económica regional.

La reunión, celebrada el miércoles por la noche, se convirtió en un espacio para el diálogo franco y constructivo entre ambos líderes, donde se abordaron temas de importancia bilateral. Uno de los puntos destacados fue el reciente respaldo del gobierno argentino, liderado por Milei, al dragado del puerto de Montevideo a 14 metros. Esta obra, largamente solicitada por Uruguay, se concretó rápidamente tras el cambio de administración en Argentina, evidenciando una nueva dinámica de cooperación entre ambos países.

Durante su intervención, Lacalle Pou enfatizó la trascendencia de este proyecto para la economía y la logística uruguaya, resaltando la eficacia con la que se ejecutaron los trabajos bajo el nuevo gobierno argentino. “No te haces una idea de lo que esta obra significa para nuestro país”, expresó el presidente uruguayo, subrayando la importancia estratégica del dragado para el desarrollo económico de Uruguay.

Además del proyecto de dragado, Lacalle Pou abordó la cuestión del Mercosur, señalando la necesidad de reformas que permitan a Uruguay expandir su presencia en los mercados internacionales. Criticó la postura tradicionalmente proteccionista del bloque y abogó por una mayor flexibilidad que permita a los países miembros negociar acuerdos bilaterales beneficiosos sin estar limitados por el consenso del Mercosur.

“Uruguay quiere jugar en cancha grande”, declaró Lacalle Pou, enfatizando la aspiración del país a una mayor apertura y competitividad en el escenario global. Propuso que el Mercosur se convierta en un motor de desarrollo y no un obstáculo para la integración económica, buscando liberar a los países miembros de las restricciones que impone la rigidez del bloque.

La postura del presidente uruguayo sugiere un posible cambio en la dinámica de negociación dentro del Mercosur, donde se busca una mayor adaptación a los tiempos actuales y una mayor libertad para los países miembros en la búsqueda de acuerdos comerciales ventajosos.