29 mayo, 2024
Las Noticias de Uruguay de hoy

logo horizontal color

Uruguay Reimagina su Modelo de Cannabis

URUGUAY – Revisión del Modelo de Cannabis: Innovación y Desafíos. En Uruguay, el modelo de regulación del cannabis ha enfrentado diversos desafíos desde su implementación, revelando barreras significativas que obstaculizan el acceso y la eficacia del mercado legal de esta planta. A pesar de los esfuerzos iniciales para desplazar al mercado ilegal y proporcionar un acceso seguro a los consumidores adultos, el sistema actual ha sido objeto de críticas por su limitada oferta de productos, restricciones en los puntos de venta y rigideces en las modalidades de acceso.

Hasta la fecha, el Estado ha otorgado cinco licencias para la producción de cannabis, pero solo tres empresas están operativas en la actualidad. Estas compañías, sin embargo, se enfrentan a limitaciones en cuanto a las variedades que pueden cultivar y producir, restringiéndose a las tres establecidas por la regulación. Esta limitación en la diversidad de productos disponibles puede afectar la capacidad del mercado legal para competir con el mercado ilegal, donde la variedad es abundante.

Una de las principales restricciones del modelo actual es la exclusividad de las farmacias como puntos de venta al público. Esta limitación territorial, junto con la falta de flexibilidad para adaptar los productos a las preferencias de los consumidores, ha generado obstáculos significativos para el desarrollo del mercado legal. Además, la legislación vigente impide la movilidad fluida entre diferentes modalidades de acceso, lo que limita las opciones disponibles para los consumidores registrados en farmacias.

Ante estos desafíos, se ha propuesto un modelo “híbrido” que busca superar las limitaciones del sistema actual. Esta propuesta, presentada por el jefe de la Secretaría Nacional de Drogas, Daniel Radío, plantea eliminar el registro previo de los compradores y adoptar un control exclusivo sobre las cantidades vendidas en cada transacción. Bajo este esquema, las empresas tendrían la capacidad de proponer al regulador los tipos de productos a comercializar y sus respectivos precios, lo que podría fomentar una mayor diversidad de opciones para los consumidores.

Además, se contempla la posibilidad de otorgar más licencias y crear una nueva categoría de puntos de venta, similares a los “dispensarios” presentes en otros países. Esta expansión del mercado legal podría contribuir a reducir la brecha entre la oferta legal y la demanda del mercado, ofreciendo a los consumidores una mayor variedad de productos y una experiencia de compra más satisfactoria.

La revisión del modelo de cannabis en Uruguay refleja la necesidad de adaptarse a los desafíos y las demandas cambiantes del mercado. Si bien el sistema actual ha logrado avances significativos en la regulación y el control del cannabis, existen oportunidades para mejorar la accesibilidad, la diversidad de productos y la flexibilidad del mercado legal. La adopción de un enfoque más innovador y flexible podría permitir al país aprovechar todo el potencial económico y social del cannabis, al tiempo que garantiza la seguridad y el bienestar de los consumidores.