25 mayo, 2024
Las Noticias de Uruguay de hoy

logo horizontal color

Un viaje nostálgico a los 90

URUGUAY – En la efervescente década de los 90, un artefacto electrónico conquistó la imaginación de niños y adultos por igual: la Game Boy de Nintendo. Aunque sus inicios estuvieron marcados por un tímido recibimiento, pronto se convirtió en un fenómeno cultural arrasador que dejó una huella imborrable en la historia del entretenimiento.

Lanzada en 1989, la Game Boy tuvo un primer año discreto, sin embargo, fue en 1990 cuando Nintendo decidió incluir el icónico juego ‘Tetris’ como parte del paquete, lo que desencadenó un fenómeno de ventas sin precedentes. El modelo clásico de la Game Boy superó los 118 millones de unidades vendidas, convirtiéndose en un auténtico ícono de la cultura pop.

Pero el éxito de la Game Boy no se detuvo ahí. Con el lanzamiento de versiones como la Game Boy Color, Pocket y Advanced, las ventas totales superaron los 200 millones de unidades en todo el mundo. Este fenómeno no solo revolucionó la industria de los videojuegos, sino que también cambió la forma en que las personas interactuaban con la tecnología portátil.

La Game Boy se convirtió en un compañero inseparable para millones de personas en todo el mundo, proporcionando horas de diversión tanto en casa como en movimiento. Su diseño compacto y su amplia biblioteca de juegos la convirtieron en un elemento indispensable en la vida de los jugadores de todas las edades.

En Uruguay, la llegada de la Game Boy no pasó desapercibida. Desde Montevideo hasta los rincones más remotos del país, niños y adultos se sumergieron en el mundo de los videojuegos gracias a esta innovadora consola portátil. Su impacto trascendió las fronteras de la tecnología y se convirtió en un símbolo de una época llena de nostalgia y diversión.

Aunque han pasado más de dos décadas desde su lanzamiento, la Game Boy sigue siendo recordada con cariño por aquellos que vivieron su época dorada. Su legado perdura en la industria de los videojuegos y en el corazón de quienes alguna vez tuvieron el privilegio de disfrutar de sus juegos.

Con el paso del tiempo, la Game Boy se ha convertido en un ícono cultural que trasciende generaciones, demostrando que el verdadero éxito perdura más allá de las modas pasajeras. Su influencia sigue viva en la forma en que entendemos y disfrutamos del entretenimiento digital en la actualidad.