Internacionales

“Su gestión es un crimen de lesa humanidad”

El Parlamento Europeo realizó este jueves un debate en la plenaria para discutir la pandemia de coronavirus en América Latina, que se tornó un largo coro de quejas contra el “negacionismo” y la “necropolítica” del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

El objetivo de la sesión era discutir el impacto de la pandemia en la región y las posibilidades de ayuda de la UE a los esfuerzos de los gobiernos nacionales para enfrentarla.

En particular, las discusiones buscaban analizar la relación entre el elevado nivel de desigualdades sociales y económicas en el continente, y el avance incontenible de la pandemia, pero las denuncias contra Bolsonaro dominaron por completo la jornada.

Brasil es uno de los países más castigados por la pandemia de coronavirus. Foto: AFP

Brasil es uno de los países más castigados por la pandemia de coronavirus. Foto: AFP

“Por acción u omisión, la necropolítica de Bolsonaro constituye un crimen de lesa humanidad que debe ser investigado“, dijo el eurolegislador español Miguel Urbán en la plenaria.

Otro eurodiputado español, Jordi Solé, advirtió que la gestión de la crisis sanitaria por parte del mandatario brasileño puede “convertir al país en una incubadora de nuevas cepas” del coronavirus.

Para la legisladora portuguesa Isabel Santos, en tanto, la situación en Brasil es más difícil a causa del “irracional negacionismo de Bolsonaro”, a quien acusó de hacer “todo para que la población no sea vacunada”.

“No es un error, sino una deliberada irresponsabilidad”, añadió.

Los legisladores conservadores que participaron del debate también formularon críticas, aunque sin nombrar al mandatario brasileño.

Para el portugués Paulo Rangel, el impacto de la pandemia fue agravado “por errores políticos y por visiones negacionistas, como es el caso de Brasil”.

A su vez, el legislador español-venezolano Leopoldo López afirmó que es necesario “destacar la negación de la gravedad por parte de los dirigentes de algunos de los países con mayor población”.

La comisaria europea de Estabilidad Financiera, Mairead McGuiness, apuntó en la plenaria que la UE ya destinó 38 millones de dosis de vacunas contra la COVID-19 a 30 países de América Latina a través del mecanismo internacional COVAX.

El Senado brasileño instaló esta semana una comisión para investigar la actuación del gobierno ante la pandemia de coronavirus, en momentos en que el número de muertos en el país se acerca a los 400.000.

Desde la llegada de la pandemia a Brasil en febrero de 2020, Bolsonaro se opuso a las medidas de aislamiento social; rechazó igualmente el uso de mascarillas; cuestionó la eficacia de las vacunas y preconizó remedios como la hidroxicloroquina, sin eficacia comprobada contra la enfermedad.

Fuente: AFP


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba