26 mayo, 2024
Las Noticias de Uruguay de hoy

logo horizontal color

La nueva tendencia gastronómica

URUGUAY – En la búsqueda constante de nuevas experiencias culinarias, el helado se alza como un ingrediente versátil y refrescante que no solo se limita al postre. Explorar su potencial en platillos salados es adentrarse en un mundo de contrastes y sabores inesperados.

El helado, ese manjar dulce asociado comúnmente con el verano y los días calurosos, puede sorprender al paladar cuando se integra en preparaciones saladas. ¿Por qué no jugar con lo dulce y lo salado para crear platos únicos y memorables?

La clave reside en la versatilidad del helado. Su textura suave y cremosa puede complementar ingredientes crujientes o firmes, creando un equilibrio sensorial perfecto. Además, su sabor neutro, que en muchos casos se reduce a opciones como vainilla o crema, permite una amplia gama de combinaciones sin dominar los otros sabores.

Pero, ¿cómo se puede incorporar el helado en platillos salados? Aquí te presentamos algunas ideas para inspirarte:

  1. Helado de queso azul sobre hamburguesas: ¿Te atreves a darle un giro innovador a tus hamburguesas? Prueba colocar una bola de helado de queso azul sobre la carne jugosa y deja que se derrita lentamente, creando una experiencia gustativa única.
  2. Sorbete de limón con ceviche: El frescor del sorbete de limón complementa a la perfección la acidez y los sabores marinos del ceviche, creando una explosión refrescante en cada bocado.
  3. Helado de aguacate con tacos de pescado: Sorprende a tus invitados con una combinación inusual pero deliciosa. El helado de aguacate aporta cremosidad y un sutil toque dulce que contrasta con la textura crujiente del pescado.
  4. Helado de tomate sobre pasta: ¿Buscas una alternativa fresca y original para acompañar tu pasta? Prueba con una bola de helado de tomate, que aporta un sabor intenso y refrescante que complementa la pasta al dente a la perfección.
  5. Granizado de mojito como aderezo para ensaladas: Refresca tus ensaladas con un toque de granizado de mojito. Su sabor cítrico y mentolado realza los ingredientes frescos y añade un toque de originalidad a tus platos.

Estas son solo algunas ideas para experimentar con el helado en la cocina salada. La creatividad y la disposición para explorar nuevos sabores son las únicas limitaciones. ¿Te animas a probar?