30 mayo, 2024
Las Noticias de Uruguay de hoy

logo horizontal color

La historia perdida de la vida

INTERNACIONALES – Un hallazgo sorprendente ha sacudido los cimientos de la comunidad científica: un ecosistema único descubierto en la Tierra, que parece sacado de otro mundo. Este descubrimiento, documentado por el geólogo Brian Hynek de la Universidad de Colorado en Boulder, podría ofrecer una ventana fascinante a las primeras etapas de la vida en nuestro planeta, hace unos 3.500 millones de años, e incluso arrojar luz sobre la posibilidad de vida en el antiguo Marte.

Las extraordinarias características de este entorno terrestre, hasta ahora desconocido para la ciencia, incluyen un sistema de lagunas rodeadas de vastas llanuras salinas, ubicadas en la Puna de Atacama, una meseta desértica que se eleva a más de 3.000 metros sobre el nivel del mar. El profesor Hynek, del Laboratorio de Física Atmosférica y Espacial (LASP), describe su asombro al llegar al lugar, destacando que nunca antes habían presenciado algo similar y que esta región nunca había sido documentada.

Pero la sorpresa no termina aquí. Según investigaciones recientes, estas lagunas albergan algo más que su singular paisaje: deslumbrantes formaciones de estromatolitos, complejas comunidades microbianas que crean grandes montículos de roca a medida que se desarrollan, similar al proceso de construcción de arrecifes de coral. El profesor Hynek señala que estas comunidades podrían parecerse a los estromatolitos que existieron durante el Arcaico Temprano, una época en la que el oxígeno era escaso en la atmósfera terrestre.

El potencial de estas lagunas para proporcionar una visión de los primeros signos de vida en la Tierra es asombroso. Según Hynek, esta laguna en particular podría ser uno de los mejores ejemplos modernos de dichos signos. Su singularidad y su desconcertante belleza han dejado perplejos a los científicos, quienes reconocen que este descubrimiento desafía muchas de las concepciones previas sobre los entornos habitables en nuestro planeta.

Este fascinante hallazgo no solo ofrece una visión única de la historia de la Tierra, sino que también plantea interrogantes sobre la posibilidad de vida extraterrestre, especialmente en planetas como Marte, que podrían haber albergado condiciones similares en el pasado distante. La investigación continua en estas lagunas promete arrojar más luz sobre estos enigmas cósmicos, invitando a la humanidad a reflexionar sobre su lugar en el vasto cosmos.