26 mayo, 2024
Las Noticias de Uruguay de hoy

logo horizontal color

El arma secreta contra el colesterol

URUGUAY – Siguiendo las recomendaciones alimenticias de la Universidad de Harvard, se destacan cinco grupos de alimentos que pueden ser clave para reducir el colesterol malo y proteger la salud cardiovascular.

La avena, reconocida por su alta cantidad de fibra soluble, se posiciona como un desayuno ideal para mantener a raya el colesterol. Incorporarla en forma de copos o en batidos es una práctica eficaz para comenzar el día con buen pie en términos de salud cardiaca.

Las legumbres, como los frijoles, lentejas y garbanzos, son otra arma poderosa contra el colesterol LDL. Estudios respaldados por Harvard indican que incluir estas en la dieta puede reducir los niveles de colesterol malo en promedio en 8 puntos. Su versatilidad en la cocina las hace ideales para ensaladas, sopas y platos principales.

Las frutas y verduras no se quedan atrás en esta batalla contra el colesterol. Ricas en esteroles y estanoles vegetales, estas ayudan a bloquear la absorción del colesterol en el intestino, reduciendo los niveles en hasta un 10%. Una dieta rica y variada en estos alimentos es esencial para mantener la salud cardiovascular en óptimas condiciones.

El pescado graso, como el salmón, la caballa y el arenque, es una fuente abundante de ácidos grasos omega-3, los cuales no solo ayudan a reducir los triglicéridos en la sangre, sino que también protegen la salud del corazón al prevenir arritmias cardíacas. Consumir pescado graso al menos dos veces por semana puede brindar beneficios significativos para aquellos con niveles elevados de colesterol.

Finalmente, los aceites vegetales como el de oliva, canola y girasol, son ricos en grasas insaturadas que pueden ayudar a reducir tanto el colesterol total como el LDL.

Es importante recordar que el colesterol malo puede desencadenar una serie de complicaciones, desde la acumulación de depósitos en las arterias hasta problemas graves como ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Por lo tanto, adoptar una dieta rica en estos alimentos puede ser una estrategia efectiva para proteger la salud cardiovascular.

Para profundizar aún más en este tema, es relevante destacar que existen otros alimentos y hábitos de vida que pueden contribuir a mantener los niveles de colesterol bajo control. Entre ellos se encuentran el consumo moderado de alcohol, la práctica regular de ejercicio físico y la evitación de alimentos procesados y ricos en grasas saturadas.

Seguir las recomendaciones alimenticias de la Universidad de Harvard puede ser un paso importante hacia la protección de la salud cardiovascular y la reducción del riesgo de enfermedades relacionadas con el colesterol alto.