Deportes

Racing y Colón, protagonistas de la final impensada

En tierra sanjuanina habrá un nuevo campeón del fútbol argentino. No será un título de liga, pero sí de Copa Nacional. Habrá un equipo que, terminado el atardecer cuyano de este viernes, celebrará con un trofeo el final de este particular certamen semestral como es la Copa de la Liga Profesional. Racing o Colón, entre ellos se disputarán la gloria que en cualquiera de los dos casos tendrá un sabor muy especial. Son los protagonistas de esta final impensada que tendrá lugar en el Estadio del Bicentenario a las 19 con el arbitraje de Néstor Pitana. El vencedor, además, clasificará a la Libertadores 2022 y jugará el Trofeo de Campeones con Boca, que se adjudicó el último torneo de liga argentino.

Impensada porque hasta no mucho la realidad de ambos planteles no hacía imaginar que el camino los llevaría hacia el partido definitorio. Uno sufría una goleada histórica hacía exactamente tres meses, algo que dejó a su entrenador en jaque. Y el otro era David entre los Goliat y nadie lo daba como candidato. Pero supieron mantenerse firmes y conseguir los resultados necesarios para jugar este duelo anhelado por todos.

El 4 de marzo Racing recibía cinco goles de un River implacable en la Supercopa Argentina disputada en Santiago del Estero. A partir de allí, su técnico, Juan Antonio Pizzi, quedó en el entrecejo de los dirigentes del club de Avellaneda que buscaron desgastarlo filtrando candidatos a sucederlo cuando él continuaba en funciones.

Pizzi dejó atrás las críticas y se sobrepuso con siete vallas invictas consecutivas. Foto: Marcelo Carroll

Pizzi dejó atrás las críticas y se sobrepuso con siete vallas invictas consecutivas. Foto: Marcelo Carroll

Algunas versiones hasta se apuraron en asegurar que las horas del santafecino estaban contadas y que Antonio Mohamed ya tenía todo acordado para asumir en su reemplazo. Nada de eso sucedió. Pizzi no escuchó y siguió. Más allá de las broncas internas y de alguna declaración pos partidos, el DT hizo oídos sordos a los ruidos de quirófano y se apoyó en sus jugadores, que le respondieron en el campo de juego.

Sin un juego vistoso y hasta con algunos problemas de funcionamiento, La Academia se hizo fuerte desde el fondo y con eficacia arriba. Lleva siete encuentros sin recibir tantos y la ausencia de Gabriel Arias, la figura del arco citado a la selección de Chile igual que Eugenio Mena, no significó un problema ya que Gastón Gómez aportó solvencia en la semifinal ante Boca: igualaron 0-0 y se impuso Racing 4-2 en penales con una atajada del Chila. Ahora sumó la baja de Julián López por coronavirus.

Será la vigésima quinta final de copa nacional para Racing. De las anteriores 23 ganó 13 y perdió 10. Si logra coronarse en Cuyo igualará a Boca en cantidad de trofeos de este tipo. Y para Pizzi significaría el cuarto título de su carrera como entrenador, tras las celebraciones del Torneo de Primera División de Chile con Universidad Católica (2010), el Torneo Inicial de Argentina con San Lorenzo (2013) y la Copa América Centenario de 2016 con Chile.

Para eso tendrá que superar a Colón y su inquebrantable deseo de gritar campeón por primera vez en su historia. El equipo que tiene como símbolo y figura al Pulga Rodríguez se metió entre los grandes y demostró más atrevimiento que todos.

Eduardo Domínguez le inculcó a Colón un espíritu ganador. Foto: Marcelo Carroll

Eduardo Domínguez le inculcó a Colón un espíritu ganador. Foto: Marcelo Carroll

Estuvo cerca de conquistar la Copa Sudamericana en 2019, pero cayó en la final ante Independiente del Valle. Además de esa ocasión no fueron muchas las veces en las que el conjunto rojo y negro estuvo cerca de dar una vuelta olímpica: en el Clausura 1997 quedó segundo, a seis puntos del ganador River y en la Copa Argentina de 1969 fue eliminado en semifinales contra Boca.

Por eso se vive como un día histórico para el pueblo sabalero. También tendrá bajas: Facundo Farías (coronavirus), Bruno Bianchi (molestia en el sóleo izquierdo) y Rafael Delgado (suspendido). Para Eduardo Domínguez, su DT de 42 años, podría ser la segunda vuelta olímpica tras obtener la Supercopa Uruguaya con Nacional en 2019. 

Poco les importa que se trate de un título de copa nacional, Racing y Colón tienen motivos sobrados para querer ganar la final impensada de San Juan.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba