Deportes

“No gustó que haya ido a la Justicia”

Santiago Silva no se rinde. A los 40 años, el uruguayo sigue convencido de que volverá a jugar al fútbol profesionalmente. Por el momento, una suspensión de dos años por haber dado positivo en un control antidoping se lo impide. Pero el delantero confía en que los próximos días traerán buenas nuevas para él.

“Estoy llevando toda esta injusticia con mucha fuerza y con muchas ganas de seguir jugando al fútbol. Estuve hablando con mi abogado hace unos días y supuestamente íbamos a tener alguna novedad después de las Pascuas”, contó el Tanque en declaraciones realizadas a TyC Sports desde el predio Doble Cinco (propiedad de los hermanos Franco y Bruno Zuculini), donde se entrena a diario a la espera de la resolución de su caso.

Silva fue suspendido en agosto de 2019, luego de haber dado positivo en el test que se le realizó el 12 de abril de ese año, luego del partido que su equipo de entonces, Gimnasia, perdió 1 a 0 con Newell’s por la Copa de la Superliga. En la muestra se detectó una presencia de testosterona mayor a la contemplada en la lista internacional de sustancias y métodos prohibidos de la Agencia Mundial Antidopaje.

Silva consiguió demostrar que ese elevado nivel de testosterona era consecuencia de la ingesta de un fármaco para regular sus niveles hormonales y así facilitar el proceso de búsqueda de un nuevo hijo. Sin embargo, la suspensión todavía no quedó sin efecto, por lo que sigue esperando una respuesta.

Santiago Silva, justo a su pareja, Vanesa y sus hijos Esmeralda (7), Uliana (13) y Lihuel (18). Foto: Instagram

Santiago Silva, justo a su pareja, Vanesa y sus hijos Esmeralda (7), Uliana (13) y Lihuel (18). Foto: Instagram

“La última reunión que tuve fue con el presidente de la AFA (Claudio Tapia), fue muy positiva. Me dijo que era una locura lo que estaba viviendo y me comentó que él me iba a ayudar. Por ahora no ha pasado nada. Llevo mucho tiempo escuchando que me van a ayudar. Lo único que quiero es seguir jugando al fútbol”, resaltó el delantero.

Silva reconoció que su error había sido no haber notificado al médico de Gimnasia de que estaba realizando un tratamiento de fertilidad, pero destacó que jamás había intentado obtener una ventaja deportiva a partir de ello. “No hay una mejora de absolutamente nada, eso está claro”, sostuvo.

Frente a la suspensión de dos años que le impuso el Tribunal de Disciplina de la Asociación del Fútbol Argentino, el jugador recurrió a la Justicia ordinaria y el 28 de agosto de 2019 obtuvo una medida cautelar del Juzgado Contencioso Administrativo Federal número 3 que dejó sin efecto la sanción hasta tanto se resolviera el caso.

Eso le permitió volver a las canchas en septiembre de ese año, ya con la camiseta de Argentinos Juniors. Pero el 30 de octubre de 2020, cuando el fútbol estaba por reiniciar su actividad tras el parate que impuso la pandemia de coronavirus, la medida cautelar quedó agotada y por ello comenzó a correr la suspensión. Ahora, Silva espera una sentencia del Tribunal Federal de Apelaciones.

Silva jugó sus últimos partidos con la camiseta de Argentinos Juniors. (Foto: Marcelo Carroll)

Silva jugó sus últimos partidos con la camiseta de Argentinos Juniors. (Foto: Marcelo Carroll)

“Creo que no gustó que haya ido a la Justicia. Pero no me daban una solución. Como todo ser humano, yo quería trabajar. No había una sentencia firme y yo quería trabajar”, argumentó el uruguayo sobre su decisión de recurrir a organismos ajenos a la estructura de la AFA, algo que a menudo no es bien visto dentro del fútbol argentino.

A pesar de las dificultades que le tocó enfrentar en estos meses, Silva volvió a mostrarse confiado en que el final de la historia será feliz. “Siempre me mostré jugando al fútbol. Hoy me muestro como ser humano y le pongo el pecho a la situación. Sé que voy a ganar. Soy un tipo que va para adelante, tengo mucha actitud y no me gustan las injusticias”, afirmó.

El Tanque dejó claro que no estaba buscando un cambio de fondo en las estructuras del fútbol argentino, pero sostuvo que deseaba dejar un legado para los más jóvenes. “Hoy me toca a mí, con 40 años. Quizás pensaron que me iba a retirar y se equivocaron. Pero si esto le pasa a un pibe de 20 o 25 años, no sé si lo retiran o si pasa otra cosa”, explicó. “Yo no quiero poner en jaque nada, quiero seguir jugando al fútbol”, enfatizó.

Santiago Silva confía en que volverá a las canchas en los próximos meses. (Foto: Instagram @tanquesilva09)

Santiago Silva confía en que volverá a las canchas en los próximos meses. (Foto: Instagram @tanquesilva09)

Con respecto a ese futuro dentro de las canchas que ya vislumbra, Silva se mostró cauto respecto a la posibilidad de sumarse a Atlanta, el equipo que dirige su excompañero y amigo Walter Erviti y que marcha primero en la zona A de la Primera Nacional.

“Walter es un amigo de la vida. Me invitó y yo quería ver sus primeras experiencias dirigiendo. Me encantó verlo, me puse en el lugar de él y fue hermoso. Pero primero me tienen que liberar y después veré lo que se pueda dar”, explicó.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba