Uruguay

Mercado de granos en pánico, con subas formidables en varios rubros

Desde el lunes pasado en el mercado de granos los precios no paran de subir, marcando nuevos máximos desde 2014 y aproximándose a los máximos precios de la historia.

El desabastecimiento se fue haciendo notorio desde julio del año pasado, pero estas últimas dos semanas el mercado entró en un pánico pocas veces visto.

Además de las compras de China, en una situación de bajo stock de Estados Unidos, los problemas climáticos resultan decisivos.

En Brasil se ha instalado una sequía en el centro y sur que afecta a la siembra principal de maíz, la llamada safrinha, que empezó tarde por exceso de lluvias y la semana pasada se empezó a quedar sin agua en el suelo.

Pero el mayor pánico lo desató una tremenda ola de frío que afecta a las zonas de siembra de Estados Unidos, donde está sembrado cerca de 10% del maíz y 3% de la soja.

Los productores, ante los buenos precios se lanzaron a plantar y ahora retroceden varios casilleros, en algunos casos perdiendo lo sembrado que ya había germinado, en otros casos empezando un peligroso proceso de demora en la siembra, que también está amenazada en varias zonas por poca agua en el suelo y pocas lluvias en el pronóstico.

El resultado fue un nuevo salto en los precios que en esta semana fue sencillamente espectacular y llevó  las cotizaciones de soja a la cercanía de US$ 540, mientras que para la soja de la próxima siembra –cosecha 2022– ya se ofrece por encima de US$ 450.

La suba es generalizada en los granos de secano. Maíz y trigo suben también de una forma pocas veces vista y así el maíz en Chicago  también ganó unos US$ 30 por tonelada para irse sobre los US$ 240 en la primera posición de ese mercado granelero.

Igualmente impresionante es la suba del trigo que se traslada a la cebada en Uruguay, con el precio del trigo en Chicago disparado hasta superar los US$ 260 en la posición de diciembre, lo que es toda una señal para la siembra de cultivos de invierno.

EO

Los productores están en plena zafra cosechando unos y sembrando otros. La cosecha de soja va cobrando ritmo, con rendimientos dispares, desde los 1.300 en las zonas más afectadas por la sequía estival hasta la expectativa de buenos rendimientos en zonas del norte y del sur. Lo complicado está en el centro, por ejemplo en la franja que va de Cololó a Trinidad.

La agricultura está en un momento rutilante y va por más. Si los problemas climáticos persisten en dos países clave, es impensable hasta dónde pueden llegar los precios.

Mientras, los arroceros avanzan y con cerca de 70% del área cosechada siguen cerca de un rendimiento récord, con un recambio varietal que sigue dando grandes resultados. 

Soja pronta para la cosecha.




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba