Deportes

Marc Márquez perdió el control y salió volando a más de 160 km/h


En el mismo lugar donde el año pasado sufrió una fractura de húmero que lo dejó afuera de las pistas por nueve meses, Marc Márquez protagonizó otro accidente escalofriante. A más de 160 km/h, el seis veces campeón del mundo de MotoGP se fue al suelo en la curva 7, un giro a la izquierda de alta velocidad, durante la tercera sesión de entrenamientos libres del GP de España en Jerez.

Pese al impacto de las imágenes, Márquez se levantó poco después de chocar contra las contenciones, con aspecto algo aturdido, y se dirigió al paddock de Honda a pie. Desde allí fue trasladado al hospital de Jerez de la Frontera para realizarle una Tomografía Axial Computarizada (TAC) de control, donde se observó que solo sufrió una contusión cervical.

Sin embargo, lo que preocupa es el impacto psicológico que puede ser importante en su actual fase de regreso. Hace dos semanas, el Gran Premio de Portugal, por la tercera fecha de la temporada de MotoGP, había marcado el final de una pesadilla de nueve meses y tres operaciones en el brazo derecho, que había comenzado el 19 de julio pasado, cuando el español sufrió una fractura de húmero al accidentarse en Jerez, en la primera cita del campeonato 2020.

“Está perfectamente bien, pero después de la primera exploración, he pensado que sería bueno hacerle un TAC de control y quedarnos más tranquilos”, dijo el doctor Ángel Charte, médico del campeonato del mundo de motociclismo, a la televisión DAZN.

Tiene una contusión cervical y en la espalda, pero quiero estar tranquilo del todo y no nos cuesta nada hacer un TAC. Insisto, es un tema de control, nada más”, agregó.

Tras hacerse un TAC por precaución en el hospital, Márquez fue autorizado a seguir compitiendo, pero no pudo meterse en la segunda sesión clasificatoria, donde se distribuyen los doce primeros puestos de la parrilla, y saldrá el domingo desde la decimocuarta posición, su peor registro de salida.

Mi cuerpo ya está preparado para recibir caídas, se ha visto hoy, aunque evidentemente, cuantas menos caídas mejor, pero una caída así alivia porque sales ileso y te dices ‘me he caído y no pasa nada’. La primera caída, en realidad, no quieres que llegue nunca, pero vamos en una moto al límite por lo que tarde o temprano va a llegar”, valoró Márquez en la conferencia de prensa posterior a la clasificación, donde el francés Fabio Quartararo (Yamaha) se quedó con la pole.

Asimismo, el español afirmó que quiere ir poco a poco volviendo a ser el piloto que era antes de su caída del pasado año, que le llevó a perderse la temporada 2020. “Si quiero ser el mismo significa coger riesgos, ir al límite y cuando no sienta que puedo hacer eso, pues me replantearé cosas, pero por el momento me siento con ganas de ir al límite, forzar la máquina”, aseguró.

El piloto español admitió, no obstante, que se llevó un buen susto con esta caída. “Evidentemente, una caída así, ya sea la primera o la última, asusta, porque no te acostumbras a caer así y a chocar contra las defensas de aire, pero por la tarde no me ha condicionado en el pilotaje, me sentía cómodo”, aseguró.

Con información de agencias


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba