Tecnología

La reparación del telescopio Hubble depende de una computadora que no se prende hace 12 años

La NASA se encuentra con un problema entre manos desde el pasado 13 de junio, cuando se encontraron con un problema de memoria en una de las computadoras a bordo del Telescopio Espacial Hubble, que desde entonces está fuera de actividad.

El problema en cuestión está localizado en el ordenador de carga útil, y el equipo en la Tierra a cargo del telescopio está trabajando sin descanso para intentar resolver el problema.

Necesitan restaurar la computadora para que el telescopio vuelva a operar con normalidad. Para ello, el equipo a cargo de la resolución del problema habría iniciado una investigación, en la que habrían descubierto que uno de los módulos de memoria fue el que provocó que dejase de funcionar.

Así, confiaron en que una vez sustituido dicho módulo, la computadora funcionase con normalidad y se resolviese el problema. Posteriormente a confirmar la resolución técnica, el equipo reiniciaría todos los instrumentos científicos y podría garantizar que el telescopio regresaría a sus funciones habituales.

El propósito del ordenador de carga útil es controlar y coordinar los instrumentos científicos a bordo de la nave. Foto: NASA

El propósito del ordenador de carga útil es controlar y coordinar los instrumentos científicos a bordo de la nave. Foto: NASA

Este ordenador de carga útil es un sistema de la NASA Standard Spacecraft Computer-1 (NSSC-1) construido en la década de 1980 y lanzado en 1990. Es parte del módulo Science Instrument and Data Handling, y fue reemplazado por los especialistas durante la última misión de servicio al Hubble, en 2009.

Tal y como confirman desde la NASA, el propósito de este ordenador de carga útil es controlar y coordinar los instrumentos científicos a bordo de la nave espacial. Se intentó reiniciar la computadora desde el centro de control del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la agencia en Greenbelt (Maryland, Estados Unidos), el pasado 14 de junio, aunque sin éxito.

La NASA busca soluciones

Ante los intentos frustrados de reparación, desde la NASA están buscando alternativas. De momento, han admitido que la línea de investigación indicaría ahora que el fallo estaría en una “pieza diferente de hardware” de Interfaz Estándar (STINT) como una posible fuente del problema,con esos errores de memoria como un “síntoma” de este fallo técnico.

STINT proporciona un enlace de comunicaciones al Módulo de procesamiento central (CPM) del ordenador de carga útil y otros dispositivos, pero la NASA tampoco descarta que el fallo se encuentre en el propio CPM.

Imagen del telescopio espacial tomada en 2009. (NASA)

Imagen del telescopio espacial tomada en 2009. (NASA)

La NASA tiene varias teorías y vías de investigación abiertas, por lo que la agencia podría tener que recurrir a utilizar el mismo ordenador que lo reemplazó por última vez, con componentes originales que datan de los 80, y que no se enciende desde 2009, durante la última misión, lo cual podría ser un momento precario, al llevar 12 años apagado.

De momento, el telescopio Hubble continúa en funcionamiento, aunque con funciones limitadas, durante un horario predeterminado. Desde la agencia confían en resolver el problema de funcionamiento del famoso telescopio, que ya superó otros problemas técnicos importantes en el pasado, como el fallo en el software que experimentó en marzo.

A pesar de todo, los expertos confían en que continúe funcionando hasta 2030.

Con información de La Vanguardia.

SL


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba