Política

La FR pidió al presidente Lacalle Pou que el Instituto de Bienestar Animal ponga también el foco en cuidar a vacas y ovejas

La Federación Rural (FR), tras la persistencia de productores perjudicados por ataques de perros a sus majadas, decidió enviarle una carta al presidente de la República, Luis Lacalle Pou, en la que plantea la necesidad de que se defina la integración del comando directivo del Instituto Nacional de Biestar Animal (INBA) y que para el mismo la prioridad no sea solo atender las necesidades de los animales de compañía, también los de los animales involucrados en la producción ganadera.

Julio Armand Ugón, presidente de la FR, precisó a El Observador que “enviamos una carta al presidente, con copia al ministro de Ganadería, Carlos María Uriarte, teniendo en cuenta que tenemos una excelente relación en el gobierno y que confiamos en que entienden la situación y atenderán lo que se plantea”.

Explicó que el motivo de realizar esta gestión tiene como base un conjunto de casos de ataques de jaurías a ovinos sucedidos recientemente, con decenas o centenares de animales heridos y muertos, en Colonia y especialmente en Parada Fariña, Artigas.

Hay pérdida de carne, lana y futuras producciones.

“Nos han llegado reclamos permanentemente desde los productores y desde las instituciones federadas que integran la Federación Rural”, mencionó.

Estos ataques, más allá del enorme perjuicio económico que significa por la pérdida de la producción de carne y lana actual y a futuro dada la descendencia que se pierde, y que en muchos casos se trata de animales de alto costo por su calidad genética, suponen “un fuerte desánimo para todos los afectados”, remarcó.

También hay otros contratiempos: gastos extra por medicamentos para tratar de recuperar a las ovejas menos heridas y el tiempo que los productores deben destinar a vigilar sus majadas, descuidando otras labortes.

Lo que la FR solicita en esa carta enviada al presidente y al ministro del sector es que se constituya cuanto antes el comando directivo definitivo del INBA, que de momento tiene en funciones jerárquicas solo al director ejecutivo, Gastón Cossia.

En ese marco, falta designar al resto de los miembros, entre ellos al presidente que lo que corresponde es que sea nominado por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP).

En representación de los productores, adelantó Armand Ugón, se desempeñará la productora Ana Araújo, de Paysandú.

No ceden los ataques de jaurías.

“También aspiramos a que lo más rápido que se pueda esté reglamentado el funcionamiento del INBA”, dijo el presidente de la gremial ruralista, esperando que se contemple un anhelo clave: “Vemos que está todo el tema del bienestar animal muy bien orientado hacia lo que es la protección de los perros, de los animales de compañía, pero también hay que poner énfasis en proteger a los animales productivos, vacas y ovejas”, remarcó.




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba