Deportes

Falcioni ya apuntó la mira para los refuerzos, pero antes Independiente deberá levantar seis inhibiciones

En medio del descanso, Julio Falcioni mantuvo una reunión con la dirigencia de Independiente para comenzar a organizar el próximo semestre, en el que el equipo tendrá como objetivo principal la Copa Sudamericana. Sin embargo, los directivos rojos fueron claros y marcaron la prioridad: levantar las seis inhibiciones que cayeron en los últimos meses y que le prohíben incorporar hasta no pagar o acordar un plan de cuotas. La cifra total a desembolsar en estos días supera los seis millones de dólares.

El DT hizo saber sus necesidades y avisó que lo ideal sería la contratación de un defensor central, un lateral izquierdo y un volante de juego preferentemente zurdo. Hasta se barajaron algunos nombres como Emmanuel Mas (queda libre de Boca), Federico Mancuello (en Vélez), Christian Bernardi (Colón) y Pablo Galdames (también en Vélez).

Pero están los fallos del TAS (Tribunal Arbitral Superior), que fueron llegando en plena competencia. Los reclamos en la FIFA contra el Diablo por deudas de pases a clubes o de contratos de jugadores se acumularon unos atrás de otros y siguieron su camino hasta arribar a la última instancia. Las sentencias resultaron desfavorables para Independiente, que ya no tiene ninguna vía más de apelación.

“La prioridad ahora es pagar esas deudas para levantar las inhibiciones. Ya estamos totalmente enfocados en eso. De hecho, ya se realizaron varios pagos y antes de que finalice junio pagaremos lo que resta. Independiente va a estar habilitado para incorporar, pero va a ser un mercado tranquilo“, le confió Héctor Maldonado, secretario general del Rojo y mano derecha del presidente Hugo Moyano, a Clarín.

Maldonado y los Moyano, el trío que comanda la dirigencia del Rojo, se mueven para cubrir las deudas.
Foto German Garcia Adrasti

Maldonado y los Moyano, el trío que comanda la dirigencia del Rojo, se mueven para cubrir las deudas.
Foto German Garcia Adrasti

La dirigencia ya comenzó a girar el dinero de algunos casos. La deuda más abultada es la que se mantiene con el América de México la ficha de Cecilio Domínguez: 6.583.000 dólares. De ese monto, en mayo se abonaron 1.570.000 por un acuerdo de pagos que se alcanzó con la entidad mexicana. El 15 de julio vence otra cuota de 1.671.000 y quedarán dos cuotas más de igual valor a saldar el 15 de enero y el 15 de julio de 2021.

Otra inhibición que ya se levantó fue la que impuso Defensor Sporting por el pase de Carlos Benavídez, que asciende a 1,8 millones de dólares. Independiente giró 1,3 millones y se comprometió a cancelar el resto en cinco cuotas: agosto, octubre, diciembre, febrero y abril.

También se enviaron 200 mil de la moneda norteamericana al América de Cali por una vieja deuda de la gestión anterior por la compra de José Moreno y unos 186 mil al Chongqing Lifan de China en concepto de un porcentaje que le correspondía a los asiáticos por la venta de Emmanuel Gigliotti al Toluca.

Una de las deudas más grandes es al América de México por la compra de Cecilio Domínguez, el refuerzo más caro de la historia del Rojo. Foto: Rafael Mario Quinteros

Una de las deudas más grandes es al América de México por la compra de Cecilio Domínguez, el refuerzo más caro de la historia del Rojo. Foto: Rafael Mario Quinteros

¿Qué le falta pagar? Las negociaciones más complejas son dos. Una es con el Torino de Italia por 1,8 millones de dólares pendientes por el pase del uruguayo Gastón Silva, quien se fue libre del Diablo ante una deuda salarial (su reclamo está en FIFA y aguarda sentencia final). La otra es con el mediocampista Francisco Silva, por 950 mil de la divisa estadounidense. El chileno por el momento no acepta el plan que le proponen desde Avellaneda.

Si logra resolver estas cuestiones urgentes, automáticamente tendrá la luz verde desde Suiza para poder moverse en un libro de pases en el que no tiene planeado realizar grandes inversiones. Una vez que estas situaciones estén regularizadas, agudizarán el ingenio para sumar futbolistas en los puestos que pide el entrenador sin comprometer la billetera. Por eso la opción de Mas, cuyo pase queda en su poder, podría ser la más potable de todas las que se nombraron por el momento.

Mirando a futuro, el Rojo deberá asumir otras responsabilidades, como los 23 millones de pesos que tiene que pagarle a Vélez por Lucas Romero en diciembre. Y estará atento a las resoluciones pendientes por los conflictos con Martín Campaña y Fernando Gaibor, además del caso ya mencionado de Gastón Silva. Pero eso será para otro momento, por ahora con lo que debe resolver le basta y le sobra.

Por Gastón Silva, Independiente aún debe girarle 1,8 millones de dólares a Torino de Italia. Foto: Maxi Failla

Por Gastón Silva, Independiente aún debe girarle 1,8 millones de dólares a Torino de Italia. Foto: Maxi Failla


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba