Deportes

El temerario codazo de Zambrano sobre el final del partido que puso en riesgo la victoria de Boca: ¿era penal para Atlético?

Boca y Atlético Tucumán protagonizaron un partido repleto de emociones y también de polémicas. El Decano se fue al vestuario ganando con gol de Augusto Lotti, tras un primer tiempo donde pudo ejecutar el plan de Lucas Pusineri a la perfección. Pero, en la segunda etapa, el Xeneize recuperó la actitud que había mostrado en los primeros minutos del partido y dio vuelta el encuentro. Un partidazo, sin dudas, que abre el campeonato pero también que deja al VAR en el centro de la escena.

La primera duda apareció en el empate de Boca. A los 32 minutos, Luca Langoni cabeceó un centro de Villa y marcó el primero de su cuenta personal. Un golazo. Pero la duda surgió por la posición del colombiano y la línea que trazó el VAR que parte desde el brazo del último defensor de Atlético. El árbitro entendió que fue lícito para el Xeneize.

Así trazaron la línea del VAR en Boca-Atlético. 
Foto: captura

Así trazaron la línea del VAR en Boca-Atlético.
Foto: captura

Pero la polémica más grande llegó sobre el final del partido. La Bombonera era una fiesta gracias al doblete del pibe Langoni, el héroe de la noche que había dado vuelta el resultado. Pero casi aparece un villano. Es que, se jugaba tiempo de descuento y Zambrano le pegó un grosero codazo a Maestro Puch en el área de Boca.

Los jugadores de Atlético Tucumán reclamaron penal, pero el árbitro Espinoza, que estaba al lado de la jugada, decidió no cobrar la pena máxima. La repetición muestra el golpe. Y la única duda es si la pelota continuaba adentro del campo, tras el disparo del jugador del Decano. Y efectivamente, estaba adentro. Era penal para la vista, pero el VAR tampoco vio una jugada para revisar, por lo que el encuentro continuó y Boca se quedó con su mejor triunfo en todo el campeonato.

La protesta de los tucumanos


Fuente

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba