Deportes

El COI confirmó que los atletas no podrán protestar durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

En los Juegos Panamericanos de Lima 2019, el esgrimista estadounidense Race Imboden se arrodilló durante la ceremonia de premiación para apoyar la lucha contra la xenofobia y la violencia racial en su país. Ese gesto, que generó polémica, no estará permitido en ninguno de los podios de Tokio 2020.

Es que la Comisión de Atletas del Comité Olímpico Internacional recomendó mantener la prohibición de cualquier “propaganda política, religiosa o racial” en las sedes de los Juegos, como establece la norma 50 de la Carta Olímpica.

La sugerencia, que fue aprobada por el Comité Ejecutivo del COI en una reunión virtual celebrada este miércoles, propone en cambio subrayar la importancia de la solidaridad, la unidad y la no discriminación en las ceremonias de inauguración y clausura, cambiar el juramento de los atletas y permitir la inclusión de algunos términos en mensajes visibles en la Villa Olímpica o la ropa de los deportistas, como formas de incrementar las oportunidades para que los protagonistas puedan expresar sus opiniones.

​Las leyendas que los atletas podrán lucir incluyen palabras como paz, solidaridad, respeto, inclusión o igualdad. Aunque cualquier gesto alusivo a ellas en el podio o en la competición será sancionable.​

La norma 50 prohíbe las manifestaciones políticas en el podio, como las de Tommie Smith y John Carlos en México 68. Foto AP

La norma 50 prohíbe las manifestaciones políticas en el podio, como las de Tommie Smith y John Carlos en México 68. Foto AP

La exnadadora zimbabuense Kirsty Coventry, presidente de la Comisión, defendió estas medidas en una conferencia de prensa en la que expuso las conclusiones a las que llegó su grupo de trabajo tras realizar una encuesta entre 3.547 deportistas de 185 países. ​ ​

Coventry destacó que, a partir del resultado del sondeo, se decidió “preservar el podio, el terreno de juego y las ceremonias oficiales de cualquier tipo de protesta y manifestación, o de cualquier acto percibido como tal”.

La Comisión solicitó además que se establezca con más claridad qué se considera una manifestación de protesta, que haya un rango de sanciones y que se tome en cuenta el contexto de cada caso antes de imponerse un castigo.

A raíz de la ola de protestas contra el racismo, que se generó el año pasado por el asesinato de George Floyd en Estados Unidos y que se hizo eco en el mundo del deporte en el marco del movimiento Black Lives Matter, numerosos atletas habían pedido que se reviera la vigencia de la norma 50.

El COI había aceptado abrir el diálogo y le había encargado a la Comisión que realizara la encuesta para recolectar opiniones.

Coventry, presidente de la Comisión de Atletas, dijo que se decidió "preservar el podio, el terreno de juego y las ceremonias oficiales". Foto REUTERS

Coventry, presidente de la Comisión de Atletas, dijo que se decidió “preservar el podio, el terreno de juego y las ceremonias oficiales”. Foto REUTERS

Sin embargo, según los datos del relevamiento, “una clara mayoría de los atletas dijo que no es apropiado manifestarse o expresar sus opiniones en el terreno de juego (70 por ciento de los encuestados), en las ceremonias oficiales (también el 70 por ciento) o en el podio (67 por ciento)”.

Así, el cambio en la cuestionada regla, tan esperado por muchos, no se producirá.

Nuevo estado de emergencia en Tokio

A poco más de tres meses para el comienzo de los Juegos Olímpicos, el gobierno japonés evalúa declarar un nuevo estado de emergencia en Tokio y Osaka, luego del pedido de las autoridades de ambas prefecturas a partir del gran incremento de los casos de coronavirus.

“Es el momento de tomar medidas enérgicas durante un corto período de tiempo”, dijo Hirofumi Yoshimura, el gobernador de Osaka. “El flujo de personas y el ritmo acelerado de las variantes están provocando olas. No podemos frenar el flujo de personas contagiadas”.

A poco más de tres meses de los Juegos, Tokio se prepara para declarar un nuevo estado de emergencia. Foto EFE/EPA/KIMIMASA MAYAMA

A poco más de tres meses de los Juegos, Tokio se prepara para declarar un nuevo estado de emergencia. Foto EFE/EPA/KIMIMASA MAYAMA

Según medios de ese país, también Yuriko Koike, gobernadora de Tokio, se reunió con las autoridades nacionales para solicitar que se dicte un tercer estado de emergencia.

“El Gobierno en su conjunto considerará esa necesidad después de escuchar las opiniones de los expertos”, afirmó Norihisa Tamura, ministro de Sanidad de Japón, quien anticipó que la decisión se tomará este jueves.

Los últimos datos disponibles en Tokio, que sigue preparándose para celebrar el comienzo de la cita olímpica el 23 de julio, indican que el martes se registraron 843 nuevos casos, para llevar el total a 132.042. Además, se registran 1.856 muertos.

Osaka, que hace unas semanas prohibió el relevo de la antorcha olímpica por las calles y organizó una ceremonia en un parque sin espectadores, acumula 71.083 contagiados y 1.301 fallecidos. En los últimos días, se informó que se agotaron las camas para pacientes con Covid-19 en estado grave.

El relevo de la antorcha olímpica en Osaka, en una ceremonia a puertas cerradas por el brote de coronavirus. Foto Kyodo News

El relevo de la antorcha olímpica en Osaka, en una ceremonia a puertas cerradas por el brote de coronavirus. Foto Kyodo News

Japón decretó un estado de emergencia sanitario a principios de enero y lo levantó el 1° de marzo en Osaka y tres semanas después en Tokio, las dos prefecturas más afectadas por el coronavirus.

Sin embargo, las nuevas variantes del virus dispararon las infecciones y el plan de vacunación avanza lentamente. Hasta ahora, sólo el 25% de los 4,8 millones de trabajadores de la salud y un poco más de 13.000 ancianos recibieron ya la primera dosis.

¿Habrá público en Tokio? 

En medio de una creciente ola de contagios de coronavirus, y a poco más de 90 días del comienzo de los Juegos Olímpicos, el comité organizador de Tokio 2020 sigue evaluando si se permitirá la presencia del público local en las sedes de competencia. Y aunque se esperaba una decisión final para fines de abril, según medios japoneses, no habrá novedades al respecto hasta junio.

“Todavía estamos estudiando el asunto junto con expertos sanitarios y las autoridades. Y necesitamos más tiempo”, comentó Seiko Hashimoto, principal responsable de los Juegos.

La organización ya prohibió la asistencia de público extranjero en los estadios. ¿Les abrirá la puerta a los locales?

Mirá también

Mirá también


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba