Internacionales

“El cambio climático tendrá efectos peores que los de la pandemia”

Bill Gates, cofundador de Microsoft, tiene dos misiones este año: la pandemia y la crisis climática. Son dos retos enormes que transformarán la vida en la Tierra. Hace años que advierte de sus consecuencias. Los gobernantes le escuchan pero no le hacen mucho caso. Aún hoy, cuando la temperatura aumenta sin cesar, cree que no se toman en serio la crisis climática. “La prueba es que todavía no hay un plan para conseguirlo”.

En 2015, dio una conferencia alertando del riesgo que corría la humanidad de sufrir una pandemia. Propuso varias soluciones a escala global para reforzar los sistemas de alerta y respuesta pero pocos lo escucharon. Aquella conferencia la ha visto mucha más gente en el último año que entonces. Bill Gates trabaja ahora para llevar las vacunas de la covid a los países más pobres.

Durante los últimos 20 años, Gates asegura que ha leído cientos de libros sobre la crisis del clima y la economía productiva. El resultado de su aprendizaje es un libro titulado Cómo evitar el desastre climático , que Plaza y Janés publica en castellano. Es una obra divulgativa y, al mismo tiempo, una hoja de ruta para alcanzar el objetivo de las emisiones cero en el 2050, según estipula el Acuerdo de París. Gates es el principal inversor privado en la lucha contra el calentamiento global .“Llevo invertidos 2.000 millones de dólares en combatir la crisis climática y doblaré esta cantidad durante los próximos cinco años”, dice en esta entrevista desde su casa en Seattle.

¿Cuál ha de ser el primer paso para que podamos llegar al año 2050 con cero emisiones de ­gases de efecto invernadero?

El campo de la crisis climática está en su fase inicial de desarrollo. Aún no tenemos un plan completo ni las métricas adecuadas para medir la efectividad de los pasos que damos. Tampoco tenemos las inversiones. Mucha gente en puestos de responsabilidad, además, no sabe mucho de la economía industrial, de cómo se producen las cosas, el acero y el cemento, por ejemplo. Si no cambiamos la producción del acero y el cemento no llegaremos al objetivo de cero emisiones en el 2050. El mundo necesita acero y cemento pero hemos de producirlo de otra forma. Y para eso hemos de aumentar mucho los presupuestos de investigación y desarrollo.

El mundo parece que no está en su mejor momento político y tampoco de salud para afrontar un reto común. ¿Cree usted que China, por ejemplo, colaborará con Estados Unidos y la UE para reducir las emisiones?

China fabrica casi la mitad del cemento mundial y casi la mitad del acero. Cualquier plan que no implique a China no va ir a ninguna parte. Yo creo que será posible cooperar. He hablado con la Administración Biden y va a trabajar para conseguirlo.

Producir con energías limpias es más caro.

Sí, multiplica por diez y hasta por veinte el precio de las cosas. Me pregunto si la India en el 2050, para proveer a su población de electricidad y vivienda, por ejemplo, utilizará la estrategia más barata o la más limpia. Y esto depende del sobreprecio de la energía verde, es decir, del coste extra que estamos dispuestos a asumir para utilizar una tecnología limpia. No puedes decirle a un país pobre que tiene emisiones pequeñas que pague más. Por eso hemos de reducir este sobrecoste casi a cero, como se está haciendo en la industria del automóvil.

Usted es un defensor de la energía nuclear. Dice que será difícil llegar a las emisiones cero sin ella.

Necesitamos una energía nuclear más segura y menos contaminante. Hasta ahora hay tres cosas que han ido superbien: el coste de la energía eólica, de la energía solar y de las baterías ha bajado. El hidrógeno, sin embargo, todavía no ha tenido éxito, y la fisión tampoco. Podemos mejorar la energía nuclear.

Bill Gates lleva años estudiando el cambio climático y tiene un plan para combatirlo. Foto EFE

Bill Gates lleva años estudiando el cambio climático y tiene un plan para combatirlo. Foto EFE

Hace diez años usted puso en marcha TerraPower con este objetivo.

La idea era producir una nueva generación de reactores nucleares. Los de hoy derivan de los que hay en los submarinos y tienen muchas características que no son adecuadas. Necesitan un operario para funcionar y dentro del reactor hay mucha presión. Un reactor seguro no debería tener ni lo uno ni lo otro. TerraPower acaba de ganar un contrato de 4.000 millones de dólares del gobierno estadounidense para construir el generador de la próxima generación. Se llama Reactor Demo. El objetivo es tenerlo listo en cinco años y ofrecerlo a las compañías eléctricas.

Parece difícil aumentar la capacidad de las baterías y, al mismo tiempo, reducir su coste.

Necesitamos baterías que nada tienen que ver con las de un coche. Hablo de baterías que sean capaces de almacenar la electricidad que circula por la red. Han de tener una efectividad de almacenamiento veinte veces superior a las de un coche y, además, ser baratas. y no parece que con los metales conocidos podamos lograrlo. Por eso creo que la solución ha de venir del hidrógeno limpio y la fisión nuclear.

Usted habla con muchos gobernantes, pero parece que no le hacen mucho caso.

El 2050 está lo suficientemente lejos para ningún político se preocupe demasiado. Es muy fácil decir hoy que te comprometes a tener cero emisiones en el 2050 porque es difícil que entonces alguien vaya a pedirte cuentas. A estos políticos hay que preguntarles qué están haciendo hoy con el acero y el cemento. Hay que preguntarles si sus presupuestos para investigación y desarrollo están orientados a la crisis climática.

Y parece que no lo están.

Es muy obvio que el mundo no se toma en serio el cambio climático. La ausencia de un plan global lo demuestra. ¿Por qué iba a ser yo, si no, el principal inversor en muchos de estos temas? ¿Por qué iba a ser yo el principal inversor en captura de CO2? Es una locura. Se habla demasiado, cuando lo que tenemos que hacer es diseñar el plan e invertir en él. Hace unos años apenas teníamos nada en hidrógeno verde. Me alegra que ahora Europa empiece a invertir. Cualquier político dirá que está a favor de cero emisiones en el 2050 porque si no lo abuchean pero ¿pueden estos mismos políticos nombrar las fuentes de emisión en su país, pueden decirnos cuánto contaminan sus acererías? ¿Cuándo creen que podrán empezar a producir acero limpio? Hay que preguntar a los políticos por los pasos que dan hoy hacia el objetivo de emisiones cero y presionar para que los cumplan.

Los coches eléctricos son un ejemplo de innovación.

En coches eléctricos hemos avanzado. En algunos países europeos ya son el 10%. Fíjense lo que nos queda. El grueso del problema, como hemos comentado, está en la producción industrial, especialmente del acero y el cemento, así como en el combustible de aviación porque está claro que los aviones no podrán ser eléctricos. Las baterías pesarían demasiado en un avión de pasajeros y no podrían despegar.

¿Es usted optimista? ¿Cree que conseguiremos un clima neutro en el 2050?

Sí. Soy optimista. A pesar de que aún hay mucha discusión de baja calidad, hay empresas que ya trabajan en lo que toca. Necesitamos aumentar la escala de producción. Nos falta mucha innovación para reducir los costes, como hemos visto con los paneles solares o las baterías de litio. Si acercamos los sobrecostes de la energía limpia a cero, entonces lo conseguiremos. Soy optimista, aunque parece que será superdifícil.

¿Cree que sufriremos otra pandemia?

Sin duda, y no estamos preparados. Como complemento al TED Talk del 2015 publiqué en el ‘New England Journal of Medicine’ un plan de inversiones para estar preparados para una pandemia. Los países no hicieron caso pero ahora lo entienden. Por una modesta cantidad de dinero, el mundo podría haber superado esta pandemia con un 10% de las muertes y un 10% del impacto económico. En todo caso, hay que saber también que no hay manera de reducir a cero el riesgo de una pandemia. El bioterrorismo, por ejemplo, puede producir una.

¿Qué deberíamos hacer?

Para empezar, hemos de tener un equipo de al menos 3.000 expertos en alerta permanente para saltar a cualquier parte del mundo en la que se detecte un nuevo virus. Luego, hemos de producir más vacunas y hacerlo más rápidamente. La principales fábricas están en India. Las vacunas de Pfizer y Moderna son muy buenas pero no van a solucionar la pandemia porque no son termoestables. Las de AstraZeneca, Johnson and Johnson y Novavax sí lo son y, por tanto, nos ayudarán más. La alianza GAVI ha conseguido 4.000 millones de dólares en Estados Unidos, Alemania y el Reino Unido para comprar vacunas y creo que llegaremos a tener unos 10.000 millones. Vamos a comprar vacunas y repartirlas entre los 77 países más pobres.

La pandemia nos ha demostrado que al dañar los ecosistemas incrementamos el riesgo de padecer nuevos virus…..

La razón principal para explicar la destrucción del medio ambiente en los países pobres es el crecimiento de la población. La esperanza de vida sube al reducirse la malnutrición y mejorar la sanidad. Este crecimiento no se produce en Europa o América sino un poco en Asia y mucho en África. Ahora hemos de mejorar la educación, especialmente en África. Esto nos ayudará a reducir el crecimiento demográfico y proteger mejor el medioambiente. Tendríamos, por ejemplo, menos deforestación. No hemos de olvidar que son los humanos los que creamos estos problemas.

Xavier Mas de Xaxas


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba