Deportes

ante Banfield tendría que poner un equipo lleno de juveniles, ¿con Cardona?

Después del polémico gol anulado ante Mineiro por la floja actuación del VAR y una larga noche en Brasil, Boca llegó a la Argentina y recibió otro cachetazo extradeportivo. A pesar de lo que se venía diciendo desde Belo Horizonte, el Gobierno, a través del Ministerio de Salud, determinó que la delegación rompió la burbuja sanitaria y deberá aislarse por siete días. El inconveniente reside en que el equipo tiene por delante dos partidos por el torneo local de la Liga Profesional de Fútbol, que debería afrontar con juveniles.

Tras la caída frente al Mineiro, Boca tenía en su agenda dos duelos importantes en el arranque de la única competición que afronta este semestre junto a la Copa Argentina. En especial, si se tiene en cuenta que todavía no aseguró su presencia en la Libertadores 2022, certamen que le ofrece una buena suma de dólares. El Xeneize viene de empatar en la primera fecha con Unión en Santa Fe y ahora le tocaba jugar el sábado ante Banfield, en el Sur, y el martes contra San Lorenzo, en La Bombonera. Claro, la idea era acomodarse en la tabla…

En el caso que la LPF no contemple el pedido de Boca de postergar los partidos, Miguel Ángel Russo deberá armar un rompecabezas para diseñar un equipo que salga a la cancha, con la necesidad reglamentaria de contar con 7 profesionales entre los convocados.

Boca pasó la noche en un micro para no romper la burbuja sanitaria. Desde el Gobierno no contemplaron la situación que sufrió en Belo Horizonte y deberá respetar un aislamiento preventivo de siete días. Foto: Alex De JESUS / AFP.

Boca pasó la noche en un micro para no romper la burbuja sanitaria. Desde el Gobierno no contemplaron la situación que sufrió en Belo Horizonte y deberá respetar un aislamiento preventivo de siete días. Foto: Alex De JESUS / AFP.

En total, Boca tendrá aislados a 24 futbolistas de su plantel, todos los que regresaron de Brasil y Frank Fabra, que viajó a Colombia por la muerte de su padre y todavía no está a tiempo para dejar su burbuja. A ellos hay que descartar a los lesionados Agustín Almendra y Eduardo Salvio, por lo que la lista se hace cada vez más corta.

Ni siquiera Russo podrá estar en el banco de suplentes, lógicamente. El que se pondrá el buzo de la primera sería Sebastián Battaglia, quien es entrenador de la Reserva y ya conoce cuánto le pueden dar los pibes del club.

Entre los nombres a los que deberá recurrir Battaglia aparece un arquero, Agustín Lastra, y varios pibes como Eros Mancuso, Valentín Barco (el chico de 16 años que debutó el viernes ante Unión), Ezequiel Fernández, Rodrigo Montes, Gabriel Vega y Gonzalo Escalante. Y una figura de relieve internacional, Edwin Cardona, que postergó su regreso de la Copa América y no llegó al cruce contra Mineiro pero sí podría ser parte del torneo local.

Un verdadero rompecabezas al que se sumarían chicos de quinta división, la mayoría de ellos haciendo su debut por primera vez con la camiseta de Boca.

Vale mencionar que desde el arranque de la pandemia de coronavirus otros equipos sufrieron situaciones como estas, de planteles diezmados en compromisos oficiales. El caso más recordado es el de River, que tuvo que utilizar a Enzo Pérez como arquero tras un brote de covid, pero también le pasó a Sarmiento de Junín, Gimnasia de La Plata y el propio Banfield, por nombrar algunos ejemplos.

Sin embargo, la particularidad acá radica en que Boca no tiene contagios detectados sino que el aislamiento es solamente preventivo tras lo que fue su viaje a Brasil y los posteriores incidentes que demoraron su regreso. Todo se definirá entre Boca, la AFA y las autoridades de la LPF en las próximas horas.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba