Política

ALUR dejará de arrendar predio en Pueblo Belén por su inviabilidad económica y genera “miedo” en los trabajadores de la zona

La empresa Alcoholes del Uruguay (ALUR), perteneciente a ANCAP, dejará de arrendar un predio de caña de azucar en Pueblo Belén, Salto, donde en épocas de zafra trabajan alrededor de 40 personas. Esta decisión se tomó a raíz de los últimos resultados económicos que el predio obtuvo, asociados a los altos de costos de producción, informaron fuentes de Alur a El Observador. La no renovación del contrato, que finaliza en 2021, causó preocupación en los cañeros de Pueblo Belén que ya mantuvieron una reunión con el intendente de Salto, Andrés Lima.

Según explicó Lima a El Observador, los cañeros le manifestaron “el miedo de que cierre su fuente laboral” dado que son casi 40 familias que viven directamente de ese predio, en una localidad como Belén que cuenta con 1.700 habitantes. “El semillero de ALUS, el citrus, la zafra del limón y la pesca son las actividades que dan trabajo en Belén. Y 40 familias representan más de 200 personas. El comercio local se vería afectado también. Serían 40 sueldos que ya no consumirían en los boliches y pequeños comercios del pueblo.
Es todo una cadena que se genera a partir del cierre”, señaló el intendente.

Desde Alur se aseguró que ningún trabajador del predio va a quedarse sin trabajo. Fuentes de la empresa manifestaron que los ocho trabajadores estables del predio se mantendrán en la planilla y pasarán a trabajar a la planta de Bella Unión, donde incluso se les dará transporte para poder acudir. Por otro lado, aseguran que todavía no definieron que sucederá con los trabajadores zafrales, que en su mayoría son cortadores de la caña, pero se informó que serán indemnizados y que se les ayudará a una posible reubicación para poder continuar con su labor en predios más cercanos a Bella Unión

En los últimos años, la productividad de ese campo ha estado por debajo del promedio y ha dado una pérdida anual de alrededor de U$S 180 mil anuales.  Desde Alur consideran que con esta no renovación del contrato, ahorrará alrededor de unos U$S 200 mil anuales sin contar otros costos indirectos. Este campo queda a 70 kilómetros de la planta de Bella Unión y eso aumenta los costos del flete. Esa situación también llevó a que los costos sean mayores y que el campo sea inviable económicamente, aseguraron las fuentes de Alur.

Desde la Intendencia prevén pedir una reunión con las autoridades de Ancap y ALUR para interiorizarse mejor de la situación. El campo está arrendado desde 2006 y el contrato finalizará en noviembre de 2021.

El pasado viernes y tras una ardua y trabajosa negociación -que se extendió por más de tres meses- Alcoholes del Uruguay (ALUR) y la Asociación de Plantadores de Caña de Azúcar del Norte Uruguayo (Apcnu) llegaron a un acuerdo para fijar un precio para la zafra que acaba de comenzar en Bella Unión.

ALUR pretende que durante los próximos años se pueda ir reduciendo el sobreprecio que se paga por la caña de azúcar y acercarse a una referencia internacional (PPI) del mercado de Nueva York. Asimismo, que también se transparente mejor las diferencias de productividad, los fletes a la planta de ALUR y costos de riego que tienen los distintos productores de caña del norte del país. 

En una reunión que habían mantenido los cañeros con las autoridades de Ancap y ALUR, el presidente del ente,  Alejandro Stipanicic, aseguró que ALUR tiene “el mandato” del Poder Ejecutivo para reducir los costos del bioetanol en Bella Unión porque eso es lo que permitirá en un futuro reducir los precios de los combustibles en Uruguay.

 




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba