Internacionales

El papa Francisco defendió la objeción de consciencia en los abortos como un «gesto leal»


El papa Francisco reiteró este jueves su condena al aborto y defendió la objeción de consciencia de los médicos como «un gesto leal» con la profesión e incluso «una denuncia de una injusticia».

Fue durante su discurso a los participantes en una reunión de la Sociedad italiana de Farmacia hospitalaria. «Saben que lo tengo muy claro: es un homicidio y no es lícito ser cómplice«, planteó Francisco sobre el aborto.

Explicó que el «servicio de la vida humana» tiene que ser el principal valor de los sanitarios y que «esto puede llevar en algunos caso a la objeción de consciencia», lo que, subrayó «no es deslealtad, sino al contrario, es lealtad a su profesión, si está válidamente motivada».

«Hoy existe un poco la moda de pensar que sería un buen camino quitar la objeción de consciencia», agregó, pero «miren que esta es la intimidad ética de todo profesional de la salud, y eso no debe negociarse, nunca».

«También es una denuncia de las injusticias contra una vida inocente e indefensa«, añadió.

En estos casos «el deber es estar cerca de las personas, especialmente de las mujeres, para que no se llegue a pensar en la solución del aborto, porque en realidad no es la solución«, según el pontífice.

Por otra parte, Francisco subrayó la importancia de que exista un sistema nacional de salud pública, «elemento esencial para garantizar el bien común y el crecimiento social de un país».

«Las estrategias sanitarias, orientadas a la búsqueda de la justicia y el bien común, deben ser económica y éticamente sostenibles», agregó.

E instó a los farmacéuticos a prestar atención a «la gestión de los recursos y la atención a no malgastar lo que se confía a las manos de cada farmacéutico» porque es un tema «no sólo económico sino también ético».

Hace un mes, en declaraciones a bordo del avión que lo conducía de regreso a Roma desde Eslovaquia, instó a los obispos a abordar el tema como pastores y no como políticos.

«Nunca he rechazado dar la eucaristía a alguien», afirmó el pontífice argentino al ser interrogado sobre la propuesta de algunos obispos estadounidenses de negar la comunión a los políticos católicos que apoyan leyes a favor del aborto.

«La comunión no es un premio para los perfectos«, aseguró tras afirmar que el «aborto es más que un problema, es un homicidio. Quien aborta asesina, es así», dijo.

Sin embargo, advirtió que «cuando la Iglesia, para defender un principio, no se comporta como pastor termina por tomar partido político», dijo.

«¿Que qué debe hacer un pastor? Ser pastor, no debe andar condenando«, subrayó.

«¿Ser pastor de los excomulgados? Si. El pastor debe estar con ellos. Ser pastor con el estilo de Dios. Y el estilo de Dios es cercanía, compasión y ternura», explicó.

El tema de la legalización o no del aborto es de actualidad en numerosos países, e inclusive en Estados Unidos, el presidente Joe Biden, fustigó a inicios de septiembre la negativa de la Corte Suprema de bloquear una ley de Texas que prohíbe el aborto después de seis semanas de embarazo.

A finales de 2020, Argentina, el país de nacimiento del papa Francisco, se sumó al pequeño grupo de países de América Latina donde la interrupción voluntaria del embarazo está despenalizada en las primeras semanas de gestación.

Con información de EFE.

AFG​


Fuente

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba