Deportes

Schalke 04 descendió y sus futbolistas tuvieron que escapar corriendo de la agresión de los hinchas

El Schalke 04 perdió su partido ante Arminia Bielefeld y se hundió en el último lugar de la Bundesliga con tan solo 13 puntos en 30 partidos jugados. La derrota lo dejó sin chances de permanecer en la máxima categoría y cuando el equipo regresó a Gelsenkirchen, sus hinchas que los estaban esperando furiosos, provocaron disturbios y los jugadores tuvieron que retirarse corriendo por las calles.

Pasada la medianoche, un centenar de fanáticos esperaban al equipo en el Veltins Arena preparados para insultarlos y atacar directamente a los protagonistas por el descenso que no ocurría desde 1991.

En las redes sociales, se difundieron videos del lamentable hecho en las que se puede observar a los jugadores corriendo por las inmediaciones del estadio. Según medios alemanes, dos jugadores recibieron patadas y otros optaron por correr. De todas maneras, ninguno sufrió heridas de gravedad.

Por su parte, las fuerzas policiales explicaron: “A la llegada del equipo se produjeron increpaciones violentas”. 

El club emitió un comunicado repudiando lo sucedido: “Se cruzaron límites que son innegociables para el Schalke 04. A pesar de toda frustración y rabia como consecuencia del descenso a la Bundesliga 2, el club jamás aceptará que se ponga en peligro la integridad física de sus jugadores y empleados”.

Y agregaron: “El club condena enérgicamente este comportamiento y respalda a nuestro personal. Ya se está llevando a cabo una investigación sobre el incidente. El FC Schalke 04 no dará más comentarios al respecto hasta que se aclaren las cosas”.

En cuanto a los jugadores, uno de ellos que prefirió mantenerse anónimo le contó a la web alemana Sport1: “Nos dijeron en voz alta y clara que deberíamos sentir vergüenza y que todos los jugadores, que no fueran a estar aquí el año que viene, se marchasen inmediatamente. De no ser así, la vida se convertiría en un infierno para nosotros. Después nos lanzaron huevos. Luego estalló un petardo y se perdió el control de la situación por completo. Los aficionados nos atacaron. A partir de ese momento, lo único que hicimos fue correr. Teníamos miedo, puro miedo. No hice otra cosa que no fuera correr. Algunos terminamos recibiendo patadas y puñetazos. Estoy en shock y no sé cómo vamos a poder jugar los próximos partidos“.

Mirá también

Mirá también




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba