Política

Salinas viaja a Fray Bentos luego de muertes en residencial por coronavirus

El ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, viajará este lunes a Fray Bentos, Río Negro, luego de que se constatara que en un residencial de esa localidad murieran 11 ancianos a causa de covid-19, y sin haber sido internados en un hospital, según informaron a El Observador fuentes políticas.

La decisión de no trasladar a los ancianos fue tomada por el director departamental de Salud, Andrés Montaño, quien le comunicó al intendente Omar Lafluf que “la mejor solución era atenderlos ahí“, tal como contó el jerarca comunal.

También en diálogo con El Observador, Montaño defendió la determinación. Aseguró que “en los hogares de ancianos, lo normal es atenderlos en el hogar, sobre todo por el desapego que significa sacarlos de allí, lo que agrega mortalidad y daños adicionales”, y agregó que “lo que se opta en estos casos es atenderlos con los protocolos especiales dentro del local”.

Sobre la cifra de fallecidos, que de acuerdo a algunas versiones fueron 13 o incluso 15, dijo que eso se debió a que hay pacientes que murieron por otra causa, y por error algunos sumaron esos decesos a los generados por el foco de coronavirus, detectado 15 días atrás.

Daura Garazza, la directora técnica del residencial, había dicho este domingo a Subrayado que los pacientes recibieron el mismo tratamiento al que hubieran sido sometidos en cuidados intensivos de un centro hospitalario. “Se nos mueren tratando de darles todo lo máximo que tenemos; se nos mueren con todo el tratamiento, como si estuvieran en el hospital o en el sanatorio“, dijo Garazza, que también está infectada y haciendo la cuarentena dentro del residencial, aunque por el momento sin mayores complicaciones.

La profesional sostuvo que los pacientes recibieron el tratamiento “como corresponde” a quienes cursan esta enfermedad, incluso cuando adquiere una evolución grave, “con antibióticos, con anticoagulantes, con antiinflamatorio, y con oxígeno“, e insistió en que no faltaron recursos materiales ni humanos para atenderlos.

“Quiero dejar en claro a toda la población que acá todos los residentes recibieron el mismo tratamiento que tendrían en el hospital o el sanatorio; simplemente están atendidos todo el tiempo: tienen una enfermera que los atiende, y un médico que los atiende”, afirmó.

Consultado al respecto, Julio Pontet, presidente de la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva (SUMI), respondió que no conocía este caso en particular, pero que es usual que se determine que los residentes de un hogar de ancianos no sean trasladados, al considerar su avanzada edad o las enfermedades crónicas que suelen tener.

A veces pasa en los residenciales que los enfermos tienen muchas comorbilidades, y no tienen indicación de ingresar a CTI o de ser internados”, declaró el intensivista.

Por su parte, Lafluf informó que no hay falta de camas de cuidados intensivos en el departamento ni una situación de saturación, y que en los últimos días las autoridades lograron aumentar de seis a 14 camas en Fray Bentos. Añadió que también se reforzaron otras localidades, como Young, que dispone hoy de siete camas de cuidados intensivos.

El departamento de Río Negro, no obstante, es uno de los más comprometidos en la pandemia, ya que tiene un promedio de 131,57 contagios cada 100.000 habitantes en los últimos siete días, lo que de acuerdo al Índice de Harvard supera por más de cinco el límite de 25, que establece la zona roja. Actualmente, Río Negro tiene 676 pacientes cursando la enfermedad, con 16 fallecidos registrados hasta la fecha.

 

 

 




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba