Tecnología

Padre e hijo uruguayos conquistaron el segundo lugar en mundial de Minecraft

Los uruguayos Ismael Palay, de 9 años, y su padre Sergio Palay, de 43, fueron ganadores en el segundo lugar de la categoría “Todas las Edades” del mundial de Minecraft.

El niño es alumno de la Escuela N° 359 Ana Vinocur mientras que Sergio es analista de sistemas y docente de Informática en Plan Ceibal e Instituto Crandon.

El equipo, llamado Play Palay, compitió en un certamen en el que participaron 1.583 competidores de 35 países, entre ellos 178 de Uruguay.

El evento se llamó NASEF Farmcraft y se trata de un torneo internacional basado en la plataforma del videojuego mundialmente reconocido Minecraft. 

La actividad, que fue promocionado por la Embajada de Estados Unidos en Uruguay, se llevó a cabo durante los meses de marzo a mayo con participantes a partir de los ocho años de edad en esta competencia de deportes electrónicos vinculados a la ciencia.

“Estamos muy contentos por el reconocimiento que obtuvieron los integrantes de Play Palay. Es la primera vez que difundimos una competencia de videojuegos y educación y la respuesta a la convocatoria nos sorprendió gratamente. Es muy importante destacar que Uruguay llega al podio”, destacó la consejera de Asuntos Públicos de la Embajada de Estados Unidos en Uruguay, Jacqueline Mourot.

La experiencia del padre e hijo

Sergio y su hijo juegan a Minecraft juntos desde que él tiene tres años. En 2020, cuando Plan Ceibal comenzó con el proyecto Minecraft Education para alumnos de tercer y cuarto año de escuela pública, afianzaron su aprendizaje entre ambos ya que él es instructores a cargo de las capacitaciones a docentes y estudiantes.

“En el último año y relacionado con esta tarea, hemos aprendido mucho sobre Minecraft comprando varios libros y practicando algunas horas a la semana. Esos conocimientos los hemos volcado luego en los cursos y talleres que hoy por hoy Plan Ceibal ofrece sobre el tema”, dijo al sitio web de la embajada.

El docente valoró mucho la experiencia con Ismael. ” Todo el proceso fue muy gratificante. A nivel personal el solo hecho de compartir tiempo con tu hijo en un tema de su interés sin dudas vale la pena y lo recomiendo”, indicó.




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba