24 mayo, 2024
Las Noticias de Uruguay de hoy

logo horizontal color

OTAN recibe propuesta de Argentina

ARGENTINA – El ministro argentino de Defensa, Luis Petri, formalizó el interés de su país en convertirse en un “socio global” de la OTAN, una posición que ofrece ciertos privilegios de cooperación en áreas como equipamiento, formación e investigación, sin implicar la membresía completa. La solicitud, presentada el jueves, marca un giro significativo en la política exterior de Argentina bajo la dirección del presidente ultraliberal Javier Milei.

Esta “carta de intención” es el primer paso formal hacia una posible asociación con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Los socios globales de la OTAN —un grupo que incluye a países como Colombia, Japón, Sudáfrica y Australia— se benefician de una estrecha colaboración con los miembros de la alianza militar. A cambio, estos socios pueden acceder a oportunidades en investigación, desarrollo de capacidades, entrenamiento y acceso a equipamiento militar avanzado.

El secretario general adjunto de la OTAN, Mircea Geoana, elogió la propuesta argentina. En un comunicado, Geoana destacó el papel crucial de Argentina en América Latina y mostró entusiasmo por la posibilidad de que el país se convierta en socio de la OTAN. No obstante, cualquier decisión formal sobre la asociación debe contar con el consenso de los 32 países que integran la alianza.

El cambio de dirección en la política exterior argentina bajo la presidencia de Javier Milei, que asumió en 2024, es una de las transformaciones más destacadas de su gobierno. La postura de Milei, que se alinea con visiones ultraliberales, incluye un énfasis en la libertad de mercado y la reducción del papel del Estado en asuntos económicos.

En el contexto latinoamericano, Argentina sigue a Colombia, que fue reconocido como socio global de la OTAN en 2018. La inclusión de Argentina como posible socio global podría ampliar la presencia de la alianza en América Latina, lo que algunos ven como una señal de fortalecimiento de los lazos entre la OTAN y la región.

Aunque no está claro cuánto tiempo tomará el proceso de asociación, ni qué cambios inmediatos resultarán de él, la presentación de la carta de intención representa un hito en la relación entre Argentina y la OTAN. Para Argentina, podría significar un acceso estratégico a recursos y conocimientos que fortalezcan su posición en el escenario internacional. En tanto, para la OTAN, la inclusión de Argentina podría significar una oportunidad para reforzar su presencia en América Latina y establecer lazos más sólidos con un país que desempeña un papel importante en la región.

La formalización del interés argentino en convertirse en socio global de la OTAN refleja un cambio importante en la política exterior del país. A medida que avanzan las conversaciones, será importante observar cómo se desarrolla esta nueva relación y qué implicaciones puede tener tanto para Argentina como para la OTAN.