Deportes

Masters 1000 de Madrid: Zverev gritó campeón

Alexander Zverev cerró con un gran festejo una semana soñada sobre el polvo de ladrillo español. El alemán, número seis del mundo, se coronó campeón en el Masters 1000 de Madrid al derrotar en la final por 6-7 (8-10), 6-4 y 6-3 al italiano Matteo Berrettini, décimo del ranking. Así, sumó el 15° trofeo de su carrera y el segundo sorbe el polvo de ladrillo de la capital española, donde ya ganó en 2018, para escribir su nombre en una selecta lista.

Es que Sascha es el cuarto jugador en la historia en conquistar dos o más veces el certamen madrileño sobre canchas lentas. ¿Quiénes son los otros tres? Nada menos que los integrantes del Big 3. Rafael Nadal lo ganó en esta superficie en 2010, 2013, 2014 y 2017 (sumó su otro título en 2005, cuando aún se jugaba en pistas duras). Novak Djokovic, en 2011, 2016 y 2019. Y Roger Federer, en 2009 y 2012.

“Este triunfo es extremadamente importante, sobre todo después de haber perdido las últimas tres finales que jugué en Masters 1000”, comentó el germano de 24 años, recordando sus caídas en las definiciones de Roma 2018, Shanghai 2019 y París 2020.

Y agregó: “Creo que hay que hacer buenos papeles en la gira de tierra para llegar de buena manera a Roland Garros. Y esta victoria me viene muy bien pensando en ese objetivo. Quiero disfrutar esto por 30 segundos, pero luego ya comenzaré a pensar en Roma”.

Zverev, quinto favorito, fue de menor a mayor en una final que duró dos horas y 40 minutos y que se jugó bajo techo por la lluvia que cayó en Madrid durante buena parte del domingo.

El alemán, que había llegado al encuentro decisivo sin ceder sets, dio pelea en el capítulo inicial, el más parejo del partido, que terminó cediendo en el tie break tras recuperar una desventaja de 0-5. Luego jugó más suelto, levantó el nivel y logró sellar la victoria en su segundo match point.

Así sumó su cuarto trofeo en un Masters, ya que tiene en su palmarés además los de Roma y Montreal 2017.

“Matteo fue un rival extremadamente difícil. Es un jugador muy fuerte, que domina la bola como nadie. Fue muy complicado poner la pelota en juego y lo suficientemente profunda como para poder ganar el punto. Además, tuve que remontar un set para ganar, así que estoy realmente feliz de haberlo logrado”, afirmó el alemán, finalista el año pasado en el US Open.

“Fue una gran semana para mí”, admitió Zverev. Y con razón. Porque más allá del título, consiguió un par de victorias muy sólidas ante dos especialistas de polvo de ladrillo.

En cuartos, dio el gran batacazo al derrotar a Nadal, máximo favorito, por un doble 6-4. Y en semis, superó al austríaco Dominic Thiem, tercer preclasificado, a quien le ganó por 6-3 y 6-4.

“Acabo de ganar un Masters 1000, el cuarto de mi carrera, y eso es para mí lo más importante en este momento”, aseguró Zverev.

Pese a la derrota en la final, Berrettini (de blanco) superará a Schwartzman en el ranking. Foto EFE/Chema Moya

Pese a la derrota en la final, Berrettini (de blanco) superará a Schwartzman en el ranking. Foto EFE/Chema Moya

“No me arrepiento de nada. Lo dejé todo. Jugué bien. No increíble, pero sí bien. El rival también influyó en que no pudiera hacer mi mejor tenis. Duele ahora pero sé que esta derrota será útil”, afirmó Berrettini.

“En cualquier caso, ha sido una sensación increíble y estoy orgulloso de mí mismo y del trabajo que he hecho en los últimos meses y en mi carrera”, concluyó el italiano, que dará ahora un paso adelante en el ranking, en perjuicio de un argentino.

Porque desde este lunes, el romano de 25 años aparecerá en el noveno lugar y desplazará a Diego Schwartzman, quien se ubicará décimo.

Mirá también

Mirá también


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba