Internacionales

Los míticos estudios de Cinecittà, un nuevo escenario para la vacunación en Roma

Los Estudios de Cinecittà en Roma, escenario de grandes clásicos del cine, dan lugar desde este martes a una escena totalmente nueva: se convirtieron en un centro de vacunación contra el coronavirus, con un doble objetivo: dar esperanza ante la pandemia a los vacunados y también al castigado sector del cine.

Cinecittà no es un centro sanitario, sino un “lugar de la vida”, anunció el presidente de la región del Lacio (centro), Niccola Zingaretti, desde se encuentran estos estudios, en los que cada día se espera inyectar hasta 2.200 dosis contra el coronavirus.

En opinión del gobernador, la “vuelta a la vida” en la Ciudad Eterna debe pasar también por los espacios de su historia, y por eso se decidió convertir en una suerte de ambulatorio estos estudios de la “Hollywood del Tíber” en los Años de Oro del cine.

La idea es que el centro de vacunación de Cinecittà vaya aumentando de ritmo con la llegada de más vacunas en las próximas semanas y por el momento se inocularán mil dosis diarias, según explicaron a la agencia EFE dos de las enfermeras que trabajan ya en el centro.

El espacio funcionará a toda máquina y estará abierto los siete días de la semana desde las 8 de la mañana hasta las 8 de la noche, según detalló el gobernador progresista.

Estudios Cinecitta en Roma, Italia.

Estudios Cinecitta en Roma, Italia.

Vacunarse junto a Federico Fellini y Luciano Pavarotti

La nave de 1.300 metros cuadrados en la que se vacuna, el Teatro 20, está adornada con imágenes de la historia del cine italiano en las que aparecen frases de algunos de sus referentes, como el gran Federico Fellini, que hizo del Teatro 5 el reino de su imaginario.

Pero también grandes figuras del Bel Paese, del futbolista Francesco Totti al tenor Luciano Pavarotti o a las estrellas Roberto Benigni y Sophia Loren.

El ministro de Cultura, Dario Franceschini, destacó en la apertura del centro de vacunación que Cinecittà no solo es un lugar relevante por su “glorioso pasado, sino también por el presente y el futuro del cine italiano”, que se prepara para su regreso tras meses de cierres y pérdidas a causa de la pandemia.

Federico Fellini en el set de Amarcord Cinecittà frente a la escenografía del cine Fulgor, en una imagen de archivo.

Federico Fellini en el set de Amarcord Cinecittà frente a la escenografía del cine Fulgor, en una imagen de archivo.

“Por eso es importante que este centro esté aquí”, defendió.

Zingaretti agradeció a los trabajadores de la salud que hayan logrado alcanzar el objetivo de las 30.000 dosis diarias en la región, con 5,8 millones de habitantes, y enfatizó que se “superará” esta cifra porque se puede “hasta duplicar la circulación de vacunas”.

Una de las primeras personas que recibió este martes su dosis en Cinecittà es Patrizia, de 63 años, que compartió con EFE la “experiencia bellísima” de ser vacunada en un lugar tan especial, además de “con un buen ambiente” y entre recuerdos cinematográficos.

Habitantes de Roma esperan para recibir la vacuna contra el coronavirus en los estudios de Cinecittà, este martes. Foto: EFE

Habitantes de Roma esperan para recibir la vacuna contra el coronavirus en los estudios de Cinecittà, este martes. Foto: EFE

Al menos, el lugar se aleja de la frialdad de un hospital, tal y como reconoció, y pidió acelerar la campaña para volver lo antes posible a la vida normal: “Que se vacune día y noche hasta que todos la hayan recibido”, reivindicó esta romana.

El optimismo reinó entre los vacunados en los estudios de cine, como Stefano, de 64 años, que mientras hacía cola para entrar en la nave donde le vacunarían, expresó su felicidad por recibir su dosis y recordó que son “las únicas armas que tenemos: mascarillas y vacuna”.

De todos los espacios de Cinecittà, la elección del Teatro 20 es un guiño al imaginario colectivo de los italianos, pues aquí se rodó entre otras producciones la serie “Un medico in famiglia”, basada en la española “Médico de familia”, entre 1998 y 2016.

Cinco años después del final de la serie, las batas blancas vuelven a Cinecittà, esta vez llevadas por médicos de verdad que se afanan en administrar vacunas para contribuir a acercar el anhelado final de la pandemia. 

Por Toni Conde Molina, agencia EFE

CB


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba