30 mayo, 2024
Las Noticias de Uruguay de hoy

logo horizontal color

La nueva amenaza para Ucrania

INTERNACIONALES – Un nuevo misil de crucero ruso, el Kh-69, ha suscitado preocupación entre las autoridades ucranianas debido a su uso contra infraestructura energética crítica. Según un informe reciente del Instituto para el Estudio de la Guerra, el Kremlin ha desplegado esta peligrosa arma de largo alcance en sus ataques contra Ucrania, lo que podría intensificar el conflicto y aumentar las tensiones en la región.

El misil Kh-69 es un sistema avanzado de armas de crucero que se destaca por su alcance considerable y su capacidad de evadir sistemas de defensa antiaérea. Este misil, lanzado desde aviones de combate, tiene la capacidad de recorrer largas distancias con alta precisión y efectividad, lo que lo convierte en una amenaza seria para las infraestructuras energéticas ucranianas.

Origen y desarrollo del Kh-69

El Kh-69 fue desarrollado por la empresa estatal rusa Tactical Missiles Corporation (KTRV), conocida por fabricar una variedad de misiles para los militares rusos. Esta compañía ha estado trabajando en la mejora de misiles de crucero durante años, con el fin de proveer al ejército ruso de las armas más avanzadas.

El misil se diseñó para ataques de alta precisión contra una variedad de objetivos terrestres, incluidos centros de mando, depósitos de armas y otros objetivos estratégicos. Su capacidad de volar a baja altitud y su velocidad subsónica lo hacen difícil de detectar y interceptar.

Impacto en Ucrania

El uso del Kh-69 por parte de Rusia está generando preocupación en Ucrania, donde las autoridades temen que el misil pueda tener un impacto devastador en su infraestructura crítica, especialmente en las redes de energía eléctrica. Los ataques con misiles de crucero han sido parte de la estrategia de Rusia para debilitar la capacidad de Ucrania de responder a la invasión.

Además de los efectos inmediatos de los ataques, la posibilidad de un apagón prolongado en Ucrania podría tener un impacto profundo en la vida cotidiana de los ciudadanos, así como en la capacidad del país para continuar resistiendo a las fuerzas rusas.

Respuestas y reacciones internacionales

La comunidad internacional ha condenado los ataques rusos con misiles de crucero contra Ucrania y ha instado a Moscú a poner fin a estos actos de violencia. Países como Estados Unidos, la Unión Europea y otros aliados de Ucrania han expresado su preocupación por el uso de misiles avanzados en la guerra y han prometido apoyo adicional a Ucrania.

Las sanciones internacionales contra Rusia también se han incrementado como respuesta a sus acciones militares, buscando presionar al Kremlin para que se detenga y busque una solución diplomática al conflicto.

Escenario a futuro

El uso continuado del Kh-69 por parte de Rusia podría intensificar aún más el conflicto en Ucrania. Los expertos temen que este tipo de armamento de largo alcance, combinado con tácticas de guerra asimétrica, podría extender la duración del conflicto y causar un mayor sufrimiento a la población civil.

Ucrania y sus aliados están trabajando para mejorar sus capacidades de defensa antiaérea para contrarrestar este tipo de amenaza. Sin embargo, se espera que los ataques con misiles de crucero continúen en el corto plazo, mientras persiste el enfrentamiento entre ambos países.