Internacionales

La esposa de El Chapo Guzmán se declaró culpable de tráfico de drogas y lavado de dinero en Estados Unidos


Emma Coronel, esposa de “El Chapo” Guzmán, se declaró culpable de tráfico de drogas y lavado de dinero en los Estados Unidos. Lo hizo este jueves ante el Tribunal de Distrito en Washington.

La esposa del exlíder del cártel de Sinaloa, de 31 años y con doble nacionalidad mexicana y estadounidense, respondió escuetamente al juez Rudolph Contreras, que aceptó su declaración, en una vista retransmitida por teléfono en la que también dijo haber colaborado en las actividades y el escape de prisión de su marido en México en 2015.

La audiencia duró más de una hora y allí Coronel Aispuro se declaró culpable de tres delitos: asociación ilícita para traficar cocaína, metanfetaminas, heroína y marihuana; lavado de dinero y participación en transacciones de propiedades pertenecientes a un narcotraficante.

Vestida con un informe de presidiaria verde, Coronel Aispuro dijo la palabra “culpable” y respondió con paciencia las decenas de preguntas de un juez federal que dijo querer asegurarse de que la acusada entendía las consecuencias de rechazar un juicio.

La esposa de El Chapo había sido detenida en febrero de este año en el aeropuerto internacional de Dulles, cerca de Washington, tras una investigación de casi dos años por parte de las fuerzas del orden estadounidenses sobre su papel como cómplice de su marido, cuyo nombre real es Joaquín Guzmán Loera.

Los fiscales alegaron que Coronel Aispuro “trabajaba de cerca con la estructura de mando y control” del Cartel de Sinaloa y conspiró para distribuir grandes cantidades de drogas, sabiendo que serían traficadas a Estados Unidos.

El jueves el fiscal Anthony Nardozzi dijo que Coronel Aispuro “ayudó e instigó” a lograr los objetivos del Cartel de Sinaloa de traficar drogas hacia Estados Unidos, que asumió un papel de “intermediaria” entre Guzmán y los otros miembros del cartel al pasar los mensajes de su esposo a los demás y que ayudó a “El Chapo” a escapar de prisión.

Guzmán, otrora colíder del cártel de la droga de Sinaloa, fue condenado en 2019 en un juicio federal en Brooklyn y cumple cadena perpetua en la llamada Supermax de Colorado, la prisión federal más segura de Estados Unidos.

Coronel, su tercera -o posiblemente cuarta- esposa, había permanecido libre incluso después de que un jurado lo declarara culpable, viajando entre Estados Unidos y México hasta su detención. Cuando fue detenida por el FBI, se especuló intensamente sobre si Coronel, con doble nacionalidad estadounidense y mexicana, trataría de ofrecer al gobierno información sobre los aliados, familiares y socios comerciales de su marido a cambio de una sentencia más leve.

Pero su acuerdo con los fiscales de Washington no requiere que coopere con las autoridades estadounidenses, dijo una persona familiarizada con el caso en la previa de la llegada de Coronel al Tribunal.

Con información de agencias.

AFG​


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba