Internacionales

la EMA salió a aclarar que todavía no concluyó su investigación sobre la vacuna de Astrazeneca

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aseguró que todavía “no llegó” a una conclusión sobre la relación de la vacuna de AstraZeneca contra el coronavirus con los casos de coagulación sanguínea detectados en algunos pacientes europeos. 

El Comité de Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia (PRAC) tiene programadas reuniones entre este martes y el viernes para concluir su investigación sobre estos casos de tromboembolismos. “Tan pronto como finalice la evaluación de todos los informes disponibles, se comunicarán las conclusiones en una rueda de prensa“, aseguraron fuentes de la Agencia.

Esta información se contradice con los dichos del responsable de la estrategia de vacunas de la EMA, Marco Cavaleri, quien aseguró este mismo martes en una entrevista con un diario italiano que hay un vínculo “claro” entre la vacuna y los casos raros de trombos.

“En mi opinión ahora podemos decir que está claro que hay una asociación (de los trombos) con la vacuna. Sin embargo, todavía no sabemos qué causa esta reacción”, había asegurado Cavaleri en una entrevista publicada por el diario “Il Messaggero”. 

“Ahora es cada vez más difícil decir que no existe una relación de causa y efecto entre la vacunación con AstraZeneca y casos muy raros de coágulos sanguíneos inusuales asociados con recuentos bajos de plaquetas”, añadió.

Desde hace varias semanas surgieron sospechas sobre posibles efectos secundarios graves con la vacuna Astrazeneca. Foto: AP

Desde hace varias semanas surgieron sospechas sobre posibles efectos secundarios graves con la vacuna Astrazeneca. Foto: AP

Desde hace varias semanas han surgido sospechas sobre posibles efectos secundarios graves, aunque raros, entre las personas vacunadas con AstraZeneca. Se trataría de casos de trombosis atípica, algunos de los cuales derivaron en muertes.

Según cifras difundidas por la EMA, se detectaron hasta la semana pasada 62 casos de trombosis venosas cerebrales en el mundo, incluyendo 44 en los 30 países del Espacio Económico Europeo (UE, Islandia, Noruega, Liechtenstein), sobre 9,2 millones de dosis administradas.

En tanto, se registraron 14 decesos, aunque no se pudieron atribuir de manera segura a esas trombosis atípicas, según precisó la directora de la EMA, Emer Cooke. 

En Alemania, se contabilizaron 31 casos sospechosos de trombosis venosa cerebral (19 de los cuales estaban acompañados de un descenso de las plaquetas sanguíneas), con nueve fallecidos, según el Instituto Paul-Ehrlich. Eso representa un caso por cada 100.000 dosis de vacuna AstraZeneca administradas (2,8 millones).

También se registraron casos en Francia (12 casos, incluyendo cuatro decesos, por 1,9 millones de inyecciones, según la ANSM) y en Noruega, donde hubo cinco casos, con tres fallecimientos, por 120.000 inyecciones.

El Reino Unido, que empleó en gran medida ese componente en su campaña de vacunación, en el balance emitido el sábado mencionó 30 casos, entre ellos siete muertes, de un total de 18,1 millones de dosis aplicadas.

Así, a mediados de marzo algunos países decidieron dejar de utilizar la vacuna por debajo de una determinada edad. Alemania decidió restringir su uso a los menores de 60 años, y Canadá suspendió su utilización en menores de 55 años. Francia, por su parte, dejó de usarla en menores de 55 años y Suecia y Finlandia, de 65 años.

En tanto, Noruega y Dinamarca optaron por suspender totalmente el uso de la vacuna por el momento.

Con información de EFE 


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba