Política

honrar el “legado” de Larrañaga y exigir resultados

Este martes el presidente Luis Lacalle Pou reunió en la Torre Ejecutiva a los 19 jefes de Policía de todo el país. El encuentro tenía un objetivo específico: presentar al nuevo ministro del Interior, Luis Alberto Heber. 

Salvo por la ausencia del fallecido Jorge Larrañaga, el encuentro fue casi un calco del que se produjo el 2 de marzo de 2020, un día después de asumido el actual gobierno, en el que se trazaron los principales lineamientos en materia de seguridad pública. 

Participantes en la reunión confiaron a El Observador que el mensaje del presidente fue claro: continuidad en la política de seguridad, en la estrategia y en los objetivos que hace 14 meses habían sido fijados por gobierno en darle respaldo a la Policía, luchar contra el narcotráfico, cambiar las cárceles y recuperar los espacios públicos. 

El mandatario les dijo a los jefes que mantener el rumbo es el “gran compromiso con el legado” de Larrañaga. “Los buenos somos más en este país”. 

Inevitablemente, el fallecido ministro fue protagonista del encuentro. Heber les garantizó a sus ahora subalternos que procurará, en lo posible, recorrer el camino trazado por su antecesor en cuanto al relacionamiento con la fuerza. 

A juzgar por las valoraciones de varios de los jefes a Larrañaga, el desafío se le presenta difícil. 

“Fue un ministro diferente en la conducción” dijo a El Observador el jefe de Policía de Tacuarembó, Jhon Saravia. “Mancomunaba el sentir de todos los policías”. 

Según el vocero de la Policía Nacional de Tránsito, Daniel Segovia, Larrañaga “se hacía presente en todos los lugares del país, en operativos hasta de rutina, poniendo a disposición todos los recursos”. También apuntó que se preocupaba de aspectos personales de sus subordinados. “Eso nos hace extrañarlo sobremanera y lo despedimos como un camarada más”, afirmó. 

Tres premisas

En la reunión Heber marcó que su gestión seguirá tres premisas bien claras, sobre todo de cara a la población. La primera es que las políticas de seguridad son definición del gobierno nacional, más allá del ministro de turno. 

“El ministerio tiene ejecutores. Tuvo un gran ejecutor en Larrañaga, pero las políticas continúan”, dijo en conferencia de prensa.  

Otra de las premisas también seguirá la estela de Larrañaga: un respaldo explícito de las autoridades a la institución policial y a los policías en su accionar, siempre que estén dentro de la ley y la Constitución. “No puede librarse una batalla con éxito si quien la libre no está debidamente respaldado”, aseguró el flamante ministro. 

La tercera premisa será exigir resultados. “El respaldo existe y el respaldo exige”, sentenció. “El resultado es lo que merecemos los uruguayos, para vivir en tranquilidad como hace mucho no lo hacemos”. 

En ese marco, Heber subrayó que Larrañaga “demostró que se puede lograr”. Apuntó que hubo un lineamiento claro de seguir bajando los índices de criminalidad para poder seguir exhibiendo resultados. 

La prioridad estará puesta en los delitos que impactan fuertemente en la agenda ciudadana, en particular el narcotráfico. 

Otra de las definiciones que manejó el nuevo ministro es la necesaria vinculación de la Policía con la sociedad en la que vive y trabaja. Lo hizo al manejar el concepto de “guardiacivil” o policía de cercanía. 

Lacalle Pou y Heber hablaron de seguir fortaleciendo la presencia policial en el territorio, a través de la reapertura, sobre todo en el interior, de destacamentos que se habían cerrado en el anterior gobierno. Se habló de “rendir cuentas”, de “dar la cara” y de seguir fortaleciendo los vínculos con la ciudadanía. 

“Estamos teniendo éxito en la batalla y vamos a continuar por este camino, porque da resultado”, declaró. 

Para los jefes de Policía la continuidad de la gestión quedó demostrada en el hecho de que no habrá cambios en ninguna dirección ni en las jefaturas departamentales en ningún punto del país. 

Contactos y reuniones 

Heber deberá destinarle unos días a la transición en el Ministerio de Transporte y Obras Públicas que quedará a cargo del subdirector de OPP y exintendente de San José, José Luis Falero. La semana que viene está prevista una nueva reunión con los jefes de Policía de todo el país para meterse de lleno en el trabajo. 

El ministro admitió este martes que necesitará algo de tiempo para “tomar conocimiento real y en tiempo real” de la manera en que se trabaja en el ministerio. Así, el lunes próximo podrá estar “al frente del ministerio 24 por siete”. 

Una de las tareas que Heber piensa encarar a corto plazo es establecer los necesarios contactos políticos e institucionales en el marco de su gestión. 

Por lo pronto, ya anunció reuniones con todos los partidos con representación en el Parlamento. También con el Poder Judicial, la Fiscalía y los sindicatos policiales. 

En ese marco el Frente Amplio aguardará que culmine la transición, pero ya lo espera en la Comisión de Seguridad Ciudadana del Senado para que presente sus planes. 

Así lo anunció el senador Charles Carrera (MPP), que valoró las características del nuevo jerarca. “El presidente optó por un ministro con respaldo político” dijo al ser entrevistado por TV Ciudad. “Pero los temas de seguridad no le son ajenos”. 

Carrera recordó que Heber, entonces senador, fue uno de los representantes del Partido Nacional en los diálogos sobre seguridad convocados en 2016 por el gobierno de Tabaré Vázquez. 

El dirigente frenteamplista afirmó que el nuevo ministro enfrenta un gran desafío. “La muerte de Larrañaga fue impactante, para la institución policial y para toda sociedad. Estamos abiertos a tender la mano”. 

“Le deseamos éxito en la gestión. Tenemos que pensar en el bien mayor, que es el de la sociedad. En el Frente Amplio no hacemos política con el dolor de la gente”, concluyó. 




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba