Economía

Falabella deja de forma definitiva Argentina

Falabella concretó su salida de Argentina y cerró su plataforma de ecommerce, el último canal de ventas que conservaba en el país vecino. Lo que parecía ser un error de sistema se convirtió en una decisión definitiva.

En las redes sociales, a comienzos de esta semana, los usuarios reportaron que existían problemas para acceder a la plataforma de comercio electrónico de la marca. Finalmente, el grupo chileno notificó la situación en su sitio web. Informó que, desde el lunes 31 de mayo, ya no sería posible comprar online a través de la página de Falabella en Argentina. “Estimados clientes. A partir del lunes 31/05/2021, Falabella.com.ar ya no se encuentra disponible para realizar compras”, publicó.

También, dejó un mensaje último: “Nos despedimos agradeciendo a todos nuestros clientes, proveedores, colaboradores y comunidades que nos han elegido y apoyado durante todos estos años”.

“Al igual que siempre, Falabella continúa su compromiso con cada uno de sus clientes para potenciar al máximo la experiencia de compra. Es por esto que seguimos trabajando para brindarles soporte en todo lo que necesiten”, concluyó.

En abril pasado, la empresa, que desembarcó en Argentina en 1993, anunció el cierre de las últimas sucursales que quedaban en el territorio y comunicó que solo mantendría la venta digital. Pero ahora, tampoco se podrán conseguir sus productos de forma directa a través del ecommerce. Consultada al respecto, la compañía prefirió no hacer declaraciones.

Durante el verano, bajaron las persianas las locaciones de Mendoza, Córdoba y San Juan. Le siguieron los locales ubicados en Buenos Aires y en Rosario (Santa Fe), con su consecuente liquidación. Antes de que empezaran a regir las restricciones de la pandemia, la gente hizo largas colas para llevarse las prendas que quedaban.

Así, frustrada la búsqueda de un “socio estratégico” que continuara al frente de las tiendas departamentales que quedaban en pie, Falabella emprendió su retirada. Después de que se congelara la negociación con el banco Supervielle para cederle su pata financiera, Falabella ofrece darse de baja de la suscripción a la tarjeta.

La presencia del holding trasandino en Argentina se reducirá a su negocio de mejoramiento del hogar y materiales de construcción, a través de su cadena Sodimac. Como publicó El Cronista semanas atrás, decidió quitarle el cartel de venta a esta firma.

El año pasado, cuando inició un proceso de desinversión en Argentina, la compañía intentó buscarle un comprador, al igual que lo hizo con su marca insignia de venta de indumentaria y accesorios. Sin embargo, después de cinco meses de múltiples cambios en los términos y condiciones de la negociación, a fines de marzo, los dueños de Falabella modificaron la estrategia de venta y decidieron conservar solo la filial local de Sodimac.

No obstante, la bajada de línea desde Chile fue contundente. Su operación deberá ser autosustentable. Esto significa que la casa matriz no le inyectará capital. “Implica una estructura más eficiente, algo que ven absolutamente viable, si se tiene en cuenta el potencial vinculado al segmento”, aseguraron conocedores del mercado a este medio.

La reactivación de la construcción pública y privada —con mejoras en el nivel de empleo, una mayor demanda de insumos y el lanzamiento de nuevos créditos hipotecarios— motivaron al grupo a mantener su actividad en la vecina orilla. 

Aunque su continuidad demandará una readecuación de la estructura, por el momento, Sodimac no cerraría más locales. Tras bajar las persianas de dos sucursales, conserva seis puntos de venta ubicados en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y Córdoba.

Fuente: El Cronista – RIPE




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba