Deportes

Ellerstina y un título en Tortugas que confirmó su favoritismo para la Triple Corona

[ad_1]

Ellerstina ganó el fin de semana el Abierto de Tortugas al vencer por 11 a 9 en la final a La Dolfina. El conjunto de los Pieres, que llegó a los 13 títulos en el torneo (los tres últimos consecutivos), comenzó con el pie derecho su camino en la Triple Corona y, aún con una baja importante por lesión (Hilario Ulloa), consiguió un triunfo que ratificó su posición como «el equipo a vencer» en lo que queda de la temporada argentina de alto handicap. Se vienen Hurlingham y Palermo y los General Rodríguez aparecen más que nunca como los grandes candidatos a conquistar los tres torneos más importantes del polo mundial y cumplir ese objetivo que se les escapó por poco el año pasado. ¿Lo lograrán?

La «Z» fue pura contundencia en el primer gran abierto del 2021. Debutó con una sólida goleada por 23 a 7 ante Alegría. En semifinales, superó por 12 a 8 a La Ensenada, la revelación en el comiendo de la temporada, que venía de coronarse en el Abierto del Jockey Club. Y en la final, doblegaron una vez más a su clásico rival, en la que fue la 11ª al hilo entre ambos, para quedarse con el título por décima vez en las últimas 17 ediciones.

Incluso supo sobreponerse al durísimo golpe que significó la lesión de Ulloa, que había llegado el año pasado proveniente de Las Monjitas y se convirtió en una pieza clave del equipo. Cuando promediaba el primer duelo en Tortugas, el delantero de 34 años recibió un bochazo que le fracturó el dedo índice de la mano derecho y lo dejó afuera del resto del torneo. 

Con Lucas James, habitual suplente, también lesionado, los Pieres confiaron en Matías Torres Zavaleta, que había jugado con Facundo en la temporada estadounidense y con la camiseta de la Z en el Jockey. Y el ex delantero de La Natividad, que entró en el primer partido en lugar de Ulloa y fue titular en los dos siguientes, estuvo a la altura de las circunstancias y hasta fue elegido el jugador más valioso de la final ante La Dolfina.

«Las últimas semanas fueron una locura. Se dio todo de golpe. Nunca imaginé ganar este título y estoy muy agradecido al equipo. Me costó mucho llegar hasta acá. Fueron muchos años de mucho laburo», contó Torres Zavaleta en diálogo con La Nación tras el encuentro decisivo.

«Tuvimos la mala suerte de que se nos bajó Hilario, que es el motor de nuestro equipo. Teníamos miedo. Pero sumamos a Matías y fue todo recontrapositivo. Lo invitamos para jugar en el Jockey y nos encantó su juego y vimos que le daba el cuero para este nivel», comentó Facundo. 

Torres Zavaleta, que reemplazó a Ulloa, pelea la bocha con Stirling, en la final. Foto Matías Callejo/Prensa AAP

Torres Zavaleta, que reemplazó a Ulloa, pelea la bocha con Stirling, en la final. Foto Matías Callejo/Prensa AAP

Esa victoria ante Cambiaso y compañía no hizo más que darle la razón a los pronósticos que, ya antes del comienzo de la temporada, señalaban a Ellerstina como el gran favorito a ganar las tres grandes citas de 2021. 

Por un lado, por lo que había mostrado en un 2020 convulsionado por la pandemia, en el que estuvo muy cerca de transformarse en el primer equipo desde 2015 en conseguir la Triple Corona.

Por otro, porque La Dolfina, su principal rival y la otra gran potencia del polo argentino, estrenó una nueva formación. 

Tras conquistar su octavo título al hilo en Palermo en diciembre pasado, el histórico cuarteto de Cañuelas -de 40 goles- anunció su separación. Juan Martín Nero y Pablo Mac Donough decidieron llevar sus talentos a Murus Sanctus. Y Adolfo Cambiaso reclutó a Francisco Elizalde y Diego Cavanagh para acompañarlo a él y a David Stirling en este 2021.

Cambiaso, con su habitual caso celeste y blanco, estrenó compañerps esta temporada. Foto Matías Callejo/Prensa AAP

Cambiaso, con su habitual caso celeste y blanco, estrenó compañerps esta temporada. Foto Matías Callejo/Prensa AAP

Con dos caras nuevas, el equipo de Cambiaso -que perdió algunos goles de valoración (paso a tener 38)- encaraba el 2021 con la incertidumbre de no saber cómo rendiría en cancha. 

Los resultados lo acompañaron. Le ganó el primer partido en Tortugas por 15 a 8 a La Dolfina Brava (con Poroto Cambiaso), venció 11 a 10 a Murus Sanctus en semifinales y finalmente cayó ante Ellerstina en el duelo decisivo por apenas dos goles de diferencia. 

Pero en la final, dio la sensación que los de General Rodríguez funcionaron mejor en la cancha. 

«Todavía nos está costándonos jugar bien. Es normal, es principio de temporada. No estamos tan atléticos, nos falta. Pero creo que hay equipo. Hay que pulir y mejorar un montón de cosas, pero me tengo fe para los próximos dos torneos. Vamos a estar ahí y dar batalla», analizó con sinceridad Stirling.

Ellerstina sumó su 13° título en Tortugas. Foto Matías Callejo/Prensa AAP

Ellerstina sumó su 13° título en Tortugas. Foto Matías Callejo/Prensa AAP

En la vereda de enfrente, Nicolás Pieres comentó: «Ellos mostraron lo que son. Con Cambiaso en la cancha, La Dolfina siempre va a ser un equipo de punta. En esta final, la clave fue que nos mantuvimos en nuestro plan de juego en todo momento y no nos enredamos. Estamos bien. Tenemos sistema, posiciones, todo».

Y, un poco en broma y un poco en serio, comentó: «Nos falta ganar Palermo y estamos».

A ese torneo apunta Ellerstina. Quiere conquistar en este 2021 el torneo más importante del mundo, que le es esquivo desde 2012. Y aunque primero buscará defender el título en Hurlingham (19 de octubre al 6 de noviembre), los de General Rodríguez ya piensan en el Argentino Abierto (10 de noviembre al 11 de diciembre). Los pronósticos los ponen como grandes favoritos para esas dos citas. ¿Se cumplirán?

Mirá también

Mirá también

[ad_2]
Fuente

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba