Internacionales

el testimonio de un médico argentino desde Cusco

A un promedio de un muerto cada cinco minutos y la improvisación de maternidades covid por la cantidad de madres que llegan a parir y descubren que están contagiadas, Perú avanza hacia un abismo sin fondo en esta nueva ola de coronavirus.

Es el peor momento para los peruanos debido a un aparente relajo de las medidas de prevención, pese a la velocidad de ataque de la variante brasileña P1.

“La presencia bastante extendida de la variante P1 hace que haya una mayor contagiosidad y esto también hace que se vean cuadros graves y lo más sorprendente es la cantidad de gente joven que se ve afectada”, explicó a Clarín el doctor argentino Jorge Martín, que es médico y coordinador de trabajadores de la salud de Médicos sin Fronteras y se encuentra actualmente en Cusco.

Una anciana de 98 años a punto de ser vacuanda en su casa en Lima. Foto: AFP

Una anciana de 98 años a punto de ser vacuanda en su casa en Lima. Foto: AFP

Martín recalcó una característica llamativa que está sucediendo en Perú: “La cantidad de mujeres embarazadas (entre un 20% y 30%) que se presentan a dar a luz y descubren que tiene Covid-19 es altamente notoria. Es uno de los países de Latinoamérica que más altas cifras tiene al respecto”.

Y agregó: “Esto nos está llevando a crear maternidades de Covid-19”.

Martín se encuentra en Cusco para iniciar un proyecto con MSF en el instituto hospitalario Antonio Lorena. En esa ciudad se manejan cifras de aproximadamente 1.700 menores de edad contagiados y ya seis fallecidos dentro de esta franja etaria. “Todo esto era algo que al año pasado no se veía”, dijo a Clarín.

“Es frecuente ver en las Unidades de Cuidados Intensivos pacientes intubados muy jóvenes, inclusive menores de edad, de 14, 16 y hasta 18 años, y que en principio eran personas sanas, pero el grupo más afectado sigue siendo el de 30 y 40 años de edad”, detalló.

Cuando ninguna estrategia funciona​

A pesar de que Perú ha probado casi todas las medidas aplicadas para mitigar la pandemia -cuarentena estricta, cierre de fronteras, toques de queda, uso obligatorio de barbijos y cascos, entre otras-, nada parece detener el avance del virus, que ha provocado oficialmente la muerte de más de 58.000 personas en un año.

En lo que va de abril, el Ministerio de Salud ha reportado la muerte de casi 6.000 personas, lo que supera a los fallecidos de febrero pasado, que fueron 5.500 personas por covid.

CASOS
0.000.000


00.000

por millón de hab.

MUERTES
00.000


0.000
por millón de
hab.


Fuente: Johns Hopkins
Chart: Flourish | Infografía: Clarín

“En la primera ola (en 2020), los picos más altos que reportaba el Ministerio de Salud eran cercanos a 220 muertes por día”, afirmó el analista de datos Rodrigo Parra en entrevista con Efe.

En abril ha habido entre 400 y 350 muertes diarias con diagnóstico confirmado por covid, y otras tantas muertes por encima de la media histórica.

“Ya en esta última semana, el promedio diario ha subido a 350 muertes, prácticamente en un día cada cinco minutos se está confirmando una muerte”, agregó.

“Nuevamente, Perú, después de la primera ola, y ahora en esta segunda, se posiciona lamentablemente en los primeros puestos mundiales por exceso de defunciones”, expresó Parra, quien comparte en redes sociales un análisis diario de datos de la pandemia.

El propio mandatario interino de Perú, Francisco Sagasti, expresó este jueves: “Estamos ya en el pico de la segunda ola y realmente es terrible lo que está sucediendo en nuestro país y en otros países de la región”.

Una segunda ola que empezó en enero

Al analizar los contagios desde finales de marzo último, el porcentaje de casos positivos respecto al total de pruebas era del 12 %, pero esta semana la positividad está cercana al 20 %, con picos en algunos días del 40 %, anotó Parra.

La segunda ola en Perú empezó en enero y aceleró su crecimiento en febrero último, cuando las autoridades advirtieron el ingreso de la variante brasileña, que está presente en 10 de las 25 regiones del país.

El presidente del Comité de Salud Pública del Colegio Médico del Perú, Augusto Tarazona, explicó que en las últimas dos semanas se han presentado entre 9.000 y 10.000 casos por covid al día.

“Esa cantidad de casos ya nuestro sistema sanitario no puede soportarlo. De esos casos, por lo menos 1.000 van a buscar atención sanitaria, pero ya no estamos en capacidad de atender, todo eso confluye para incrementar la mortalidad en nuestro país”, declaró.

Las razones del desastre

Tarazona afirmó que ha habido cuatro factores que han contribuido al recrudecimiento de la crisis, entre los cuales está el “relajamiento que ha existido por campaña electoral” en febrero y marzo, con manifestaciones, viajes de candidatos y votación presencial para la elección de Ejecutivo y Congreso, que se realizó el pasado 11 de abril. Y que ahora tendrá una reedición con el balotaje.

Asimismo, los viajes realizados durante la Semana Santa, a pesar de la inmovilización dictada por el Gobierno de Sagasti.

Fotografía de archivo fechada el 11 de abril de 2021, que muestra a personas mientras acceden a un centro de votación en Lima. Foto: EFE

Fotografía de archivo fechada el 11 de abril de 2021, que muestra a personas mientras acceden a un centro de votación en Lima. Foto: EFE

Un tercer factor es la presencia de la variante brasilera, que “se está haciendo mucho más intensa en varias regiones del país y nos va a significar un crecimiento de la pandemia de manera más rápida”, manifestó el infectólogo.

Además, Tarazona señaló que “no ha existido ningún tipo de control de las medidas sanitarias establecidas hace un tiempo atrás”, mediante una fiscalización efectiva del cumplimiento del uso de mascarillas o el distanciamiento social.

Muerte en casa

El médico aceptó que existe entre la población “un cansancio pandémico” que tiene más de un año. “Pero no tenemos otra opción. No existe otra opción porque la pandemia sigue y cada vez más fuerte”, subrayó.

Son más frecuentes los operativos de la Policía Nacional en las llamadas fiestas covid o celebraciones costumbristas en provincias, donde los agentes han tenido problemas para intervenir a los que incumplen las prohibiciones de este tipo de actividades.

Incluso, Tarazona subrayó que hay una característica adicional en la propagación del virus y es el contagio intrafamiliar, que hace más rápido el contagio en todo un grupo familiar y que ha hecho que se triplique la mortalidad domiciliaria debido a la imposibilidad de que una familia entera enferma encuentre ayuda a tiempo.

Redacción Clarín con información de EFE e informe de Ezequiel Alippe

ap


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba