25 mayo, 2024
Las Noticias de Uruguay de hoy

logo horizontal color

El SM-3 revolucionó la defensa de Israel

INTERNACIONALES – La Armada de Estados Unidos presentó un nuevo hito en defensa militar al utilizar por primera vez el Standard Missile 3 (SM-3) en combate, durante el reciente ataque de Irán a Israel. El conflicto involucró el lanzamiento de más de 300 drones y una cantidad similar de misiles desde bases en Irán y campamentos aliados en dirección a territorio israelí.

Este escenario permitió probar las capacidades del SM-3, un componente clave del avanzado Sistema de Combate Aegis de la Armada estadounidense. El misil, diseñado para interceptar misiles balísticos de corto a intermedio alcance durante la fase intermedia del vuelo, demostró su eficacia al operar más allá de la atmósfera terrestre.

Los misiles SM-3 se distinguen por ser los únicos diseñados para operar en el vacío del espacio. El Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales subraya su importancia en el Proyecto de Defensa contra Misiles, ya que este sistema puede interceptar objetivos a grandes alturas, una capacidad que supera las defensas aéreas convencionales de la Armada estadounidense.

El gobierno de Israel, liderado por el primer ministro Benjamín Netanyahu, reportó que el 99% de los proyectiles dirigidos hacia el país fueron interceptados por sus Fuerzas de Defensa, junto con el apoyo de unidades aliadas de Estados Unidos, Reino Unido y Jordania. Estas fuerzas destruyeron más de 80 drones y al menos seis misiles balísticos.

El Comando Central Unificado de Estados Unidos señaló que la operación representó un logro significativo en la defensa aérea y la cooperación internacional. La eficaz respuesta aliada contribuyó a la protección de la población israelí y a la estabilidad en la región, desmantelando los planes agresivos de Irán y sus aliados.

La introducción del SM-3 marca un avance tecnológico importante en el ámbito militar, fortaleciendo la capacidad de defensa de Estados Unidos y sus aliados frente a amenazas balísticas y aéreas. Los eventos recientes podrían redefinir el equilibrio de poder en la región y tienen implicaciones para futuras operaciones militares y diplomáticas.

Mientras los analistas continúan evaluando el impacto de este despliegue, se espera que esta nueva tecnología se convierta en un elemento clave en las estrategias defensivas globales. La colaboración entre naciones aliadas será crucial para mantener la paz y seguridad en el área, especialmente frente a desafíos emergentes como el aumento de la amenaza de misiles y drones.

La utilización del SM-3 en combate por parte de la Armada de Estados Unidos es una señal clara de su compromiso con la seguridad de sus aliados y la estabilidad en Oriente Medio. A medida que los conflictos en la región evolucionan, esta nueva capacidad defensiva se perfila como una herramienta esencial para contrarrestar futuras amenazas.

El desarrollo de sistemas de defensa avanzados como el SM-3 refleja la inversión continua en tecnologías de vanguardia para proteger a las naciones aliadas de ataques con misiles balísticos y otras amenazas de seguridad. Esta acción también subraya la importancia de la cooperación internacional en la lucha contra el terrorismo y la inestabilidad regional.