Internacionales

El primer ministro británico Boris Johnson se casó en una ceremonia secreta

El primer ministro británico Boris Johnson se casó este sábado con su novia Carrie Symonds, de 33 años, en una ceremonia que se mantuvo en secreto, en la catedral católica de Westminster, frente a 30 invitados y con música clásica de fondo.

La boda se celebró en la mañana del sábado y es la primera vez en 199 años que un premier se casa en el reino en el ejercicio de sus funciones. 

El casamiento entre Johnson y la mamá de Wilfred, su sexto hijo, se produjo después de un ejercicio de distracción. Los novios enviaron esta semana a sus amigos “un save the date” para la boda, que se iba a celebrar el 30 de julio del año próximo.

A la primicia la consiguió el diario The Sun. Nadie tenía la menor idea en Gran Bretaña, ni siquiera los ministros.

Boris Johnson y Carrie Symonds eran la primera pareja soltera en mudarse a Downing St.  Foto EFE

Boris Johnson y Carrie Symonds eran la primera pareja soltera en mudarse a Downing St. Foto EFE

Según sus amigos, la pareja estuvo organizando durante seis meses el casamiento. El premier (56) aceptó las líneas que el mismo impuso ante el Covid y sólo hubo 30 invitados. La pandemia probablemente postergue la luna de miel. Ella llegó a la iglesia con un largo vestido pero sin velo.

Stanley Johnson, el padre del primer ministro, fue fotografiado saliendo de Downing St. tras la ceremonia junto a Julie, su hija. No se vio a los hijos, ni a sus hermanos Joe y Rachel. Se escuchaba cantar a los invitados.

Fue el padre Daniel Humphrey quien celebró la ceremonia y presenció el beso de los novios. Él había bautizado antes a Wilfred y dio el curso pre matrimonial a los recién casados.

Los invitados, una incógnita

La ceremonia se celebró a las dos de la tarde y se desconoce hasta ahora quienes fueron sus invitados. Los fotógrafos vieron salir a músicos e invitados de Downing St. pero no pudieron reconocer a nadie.

Carrie es una católica practicante. Boris tiene una historia más colorida en términos religiosos. Su bisabuelo era turco musulmán, se cambió el nombre al llegar al reino. La aristocrática madre de Boris era católica pero el abandonó el catolicismo y se sumó a la iglesia anglicana cuando fue enviado al colegio de Eton.

Por esa razón, la iglesia católica no considera a Boris como casado previamente en su iglesia.

Carrie se formó en el colegio Godolphin, su padre es uno de los fundadores del diario The Independent y fue la jefa de prensa del partido laborista en el 2009. Además, acompañó a Boris en la campaña del Brexit.

Ambos mantuvieron una volátil relación, que incluyó una pelea brutal en su departamento del sur de Londres, grabada por sus vecinos y contada inusualmente en el diario The Guardian.

Sorpresa entre los políticos

La noticia sorprendió a todos los políticos. El opositor laborista Keir Starmer saludó con gracia a su contrincante. Felicitaciones a Boris y Carrie. Más allá de nuestras diferencias políticas, les deseo una feliz vida juntos”, escribió.

Sir Lindsay Hoyle, el speaker de la Cámara de los Comunes, fue otro sorprendido. “¡Qué noticia más placentera! ¡Les deseo al primer ministro y a Carrie lo mejor y espero que él tenga tiempo para una luna de miel!”, dijo.

El casamiento es la mejor noticia para Boris, tras una semana donde soportó el aluvión de acusaciones de Dominic Cummings, su ex asesor, que consideró que “no está preparado para ser primer ministro”.

Este es el tercer casamiento para Boris, que primero se casó con la aristócrata Allegra Mostyn Owen, que fue anulado en 1993. Luego contrajo matrimonio con su amiga de infancia, la abogada Marina Wheller, de quien se separó en 2018. Fue luego de que la mujer, que había sido diagnosticada con cáncer, se enterara de su relación con Carrie.

Boris debió tomarse una semana de vacaciones en pleno Covid para finalizar su biografía de Shakespeare y poder terminar de pagar el divorcio a Marina.

El primer ministro tiene al menos cuatro hijos con ella. Lara Letticce (25), Cassia Peaches (22), y dos varones, Arthur y Theodore Apolle, todos nombres elegidos por su amor a Grecia y a los clásicos.

También tuvo un quinto hijo con Stephanie Macintiyre, una consultora de arte, más el pequeño bebé con Carrie, nacido en abril del año pasado.

Nadie sabe si los chicos estuvieron o no presentes en la ceremonia. El inicio de la relación con Carrie dejó heridas familiares profunda.

El casamiento se produce antes de la cumbre del G7 de los líderes del mundo en Cornwall. Carrie ya se ha contactado con las esposas de ellos para organizar el programa. Será su primer paso oficial como Primera Dama, aunque en Gran Bretaña el status no está establecido.

Paris, corresponsal. 


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba