Política

EEUU aprobó proyecto de desarrollo tecnológico; para China es un “delirio paranoico”

La disputa mundial entre Estados Unidos y China no parece tener fin, al menos en el corto plazo. Este miércoles, Pekín acusó de “delirio paranoico” al proyecto de ley aprobado por el Senado estadounidense, como parte de una política industrial destinada a contrarrestar la creciente amenaza económica de China, y Joe Biden instó a “no quedarse atrás” en materia de desarrollo tecnológico.

Los partidos estadounidenses superaron sus divisiones y apoyaron el martes un plan que destina más de US$ 170 mil millones en investigación y desarrollo, uno de los logros más significativos en el Congreso desde que comenzó la presidencia de Biden en enero.

La Ley de Innovación y Competencia de Estados Unidos representa la mayor inversión en investigación científica e innovación tecnológica “en generaciones”, según el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer.

“Estamos en una competición para ganar el siglo XXI, y se dio el pistoletazo de salida”, dijo Biden. “Mientras otros países siguen invirtiendo en su propia investigación y desarrollo, nosotros no podemos quedarnos atrás”, aseguró.

El proyecto de ley se considera crucial en los esfuerzos de Estados Unidos en su competición con China en innovación tecnológica.

Pero el comité de asuntos exteriores del máximo órgano legislativo chino lo calificó de intento de interferir en los asuntos internos del país y de privarle de su “legítimo derecho al desarrollo a través de la tecnología”, indicaron medios oficiales chinos. 

“La ley muestra que el delirio paranoico del egoísmo ha distorsionado la intención original de la innovación y competencia”, dijo el comité, según la agencia oficial de noticias Xinhua, asegurando que el proyecto está “lleno de mentalidad de Guerra Fría y prejuicios ideológicos“. 

Líder en innovación

El paquete de medidas, que en una de sus disposiciones aborda la escasez de semiconductores que este año ralentizaron la producción de automóviles en Estados Unidos, ayudará a la industria estadounidense a reforzar su capacidad y a mejorar su tecnología. 

El proyecto de ley debe pasar ahora a la Cámara de Representantes. 

“Hoy, el Senado dio un paso decisivo y bipartidista para realizar las inversiones que necesitamos para continuar el legado de Estados Unidos como líder mundial en innovación“, dijo la Secretaria de Comercio de Estados Unidos, Gina Raimondo, en un comunicado. 

“Esta financiación no se limita a solucionar la actual escasez de chips semiconductores, sino que se trata de inversiones a largo plazo”, añadió. 

Schumer calificó la medida como “una de las cosas más importantes que ha hecho esta cámara en mucho tiempo, una declaración de fe en la capacidad de Estados Unidos para aprovechar las oportunidades del siglo XXI”. 

El proyecto aborda una serie de áreas tecnológicas en las que Estados Unidos se quedó por detrás de sus competidores chinos y destina entre otros US$ 52 mil millones para financiar un plan para aumentar la fabricación nacional de semiconductores. 

También financia con US$ 120 mil millones en cinco años las actividades de la Fundación Nacional de la Ciencia para desarrollar áreas clave como la inteligencia artificial y la ciencia cuántica. Además facilita la colaboración entre empresas privadas y universidades de investigación. 

Schumer aseguró que el país que mejor aproveche tecnologías como la inteligencia artificial, la robótica y la computación cuántica podrá definir la innovación del futuro y criticó al presidente chino Xi Jinping. 

Un resumen del proyecto de ley del Senado señala cómo China está “invirtiendo agresivamente más de 150 mil millones” en la fabricación de semiconductores para controlar esta tecnología avanzada. 

Aunque el principal senador republicano, Mitch McConnell, subrayó que las medidas seguían siendo “incompletas”, fueron aprobadas con un amplio margen.

AFP




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba