Deportes

diez figuras ofrecen su mirada a lo largo de una década que empezó en el fondo y termina en lo más alto

La fecha quedará marcada a fuego: 26/11/2011. Es uno de esos días en los que todos y todas recuerdan dónde estaban y qué hacían cuando sucedió lo que sucedió. River, uno de los colosos del continente, caía a la B Nacional. Y caer es una palabra adecuada. Coloso, también: fue sonoro el ruido que provocó en el mundo. La ignominia de los hinchas se reveló en lágrimas o en irracionalidad. Ya han pasado 10 años y nadie puede obviar que es la marca deportiva más oscura de la historia del club. Pero el destino le tenía reservada una alegría inigualable a los simpatizantes del elenco de Núñez. En Madrid, el 9 del 12 de 2018, otra de esas fechas insoslayables.

Qué es peor, si irse a la B o perder la final de una Libertadores frente a tu clásico rival, es un juego en el que se prenden los de River y los de Boca. La balanza se inclina para cualquiera de los dos lados porque son dos hitos. ¿Se acepta el dolor más grande para después disfrutar la alegría más inmensa? ¿Volverían a transitar el mismo camino los hinchas de River? ¿Pesa más la B que el Bernabéu? Y los dos de Boca, ¿entregarían el descenso de River por ganar en Madrid? Las preguntas pueden ser tan amplias como las respuestas. Y una interesante alternativa es analizar cómo fue cambiando la óptica de los hinchas millonarios, representados por glorias del presente y del pasado, según fueron pasando los años.

Enzo Francescoli, 2011. “No me la creo todavía. Va a ser un golpe que durará un tiempo. Había muy pocos equipos que quedaban con esa historia intacta y que ahora le toque a River me rompe las bolas. Esto es algo que no debió haber pasado. Tenés tres años de un Promedio de descenso. Es como si yo te aviso que te voy a robar a tu casa y al final te robé. Sos un boludo, qué querés que te diga”. 

Ariel Ortega en el partido homenaje a Fernando Cavenaghi, en 2017. (Fernando De la Orden)

Ariel Ortega en el partido homenaje a Fernando Cavenaghi, en 2017. (Fernando De la Orden)

Ariel Arnaldo Ortega, 2012. “Al partido contra Belgrano lo vi solo en casa. Me puse a llorar cuando terminó, no lo podía creer. En ese momento me asomé por el balcón y vi el lío que había en Avenida Libertador. Que River esté pasando por este momento es la ruina. Los que queremos al club lo sentimos así. Ver este momento es muy triste”.

Norberto Beto Alonso, 2013. “Me tocás el tema de la B y me hace daño. Es como una pesadilla. A lo mejor el hincha común lo toma de otra manera. Los que se fueron a la B se tienen que hacer cargo. Yo nunca me sentí un tipo de la B; yo siempre jugué por el primer puesto. La verdad, no sé si estuviera vivo si hubiese estado en la estructura de los que se fueron a la B. Repito: la pasé mal. Igual hay que creer que los golpes a veces sirven para salir. Esto se tapa con partidos y campeonatos, no hay otra”.

Amadeo Carrizo, en 2016, en los festejos por la obtención de la Recopa Sudamericana. (AFP)

Amadeo Carrizo, en 2016, en los festejos por la obtención de la Recopa Sudamericana. (AFP)

Amadeo Carrizo, 2014. “El descenso fue algo muy feo. Cuando perdimos la categoría no fui a la cancha, y me vino a ver mi nieto, que me acompañó a Comodoro Rivadavia, y nos largamos a llorar los dos. No concebía que River se haya ido al descenso. Si estaban vivos los que formaron la ‘Maquina’ o Antonio Liberti, no lo hubieran creído porque nunca se habló entre los compañeros que pudieran bajar de categoría. Era algo muy lejano, que no podía existir pero existió”.

Rodolfo D'Onofrio. (Marcelo Carroll)

Rodolfo D’Onofrio. (Marcelo Carroll)

Rodolfo D´Onofrio, 2015. “Ningún hincha de River se puede sentir mal por lo que pasó antes con el descenso. En estos tiempos de conquistas y de felicidad, todos los riverplatenses nos dimos unos cuantos baños de gloria, similares a los de las grandes épocas del club. Fijate que los que antes nos cargaban, hoy se llaman a silencio. ¿Qué pueden decir, qué bromas nos van a hacer ahora si estamos ganando todo?”.

Daniel Alberto Passarella, 2016. “Fui el presidente del descenso de River, pero no el que lo mandó. A River lo mandó a la B Julio Grondona. Me peleé con él y con los barras y así me fue. Hay muchas cosas para investigar, qué casualidad que justo se arregló que la B Nacional se transmitiera en la TV. Hubo cuestiones políticas”.

Fernando Cavenaghi, 2017. “El mismo día que River se fue a la B llamé a mi representante y le dije que quería volver. Era el momento de devolverle al club algo de lo mucho que me había dado. Estuve al borde del quiebre emocional. La temporada en la B fue angustiante”.

Leonardo Ponzio con la Copa Libertadores en Madrid. (Marcelo Carroll)

Leonardo Ponzio con la Copa Libertadores en Madrid. (Marcelo Carroll)

Leonardo Ponzio, 2018. “Nosotros tuvimos que resurgir de una Segunda División. Y eso es difícil, eh. Porque cuando un grande cae todos se le tiran arriba y quieren pisarlo. Pero pudimos salir a flote. Y después empezamos a ganar, logramos una hegemonía con un proyecto de equipo y una base de jugadores que se mantuvo. Y hemos conseguido mucho. Pero mucho. Lo de ganarle a Boca en una final era algo que no lo podía ni soñar. Más no puedo pedir. Esto es la gloria y no se olvida más”.

Marcelo Gallardo, 2019. “El descenso ya no duele, lo superamos. Hoy vivimos un momento de satisfacción total. Al hincha se le dibuja una sonrisa en la cara cuando recuerda lo que vivimos en Madrid: es una caricia al alma. Lo que pasó a fin de año superó todo. Me lo dicen los hinchas. Y nada ni nadie se los va a poder sacar”.

Ramón Angel Díaz, 2020. “Lo del descenso es algo que pasó y que no se puede volver a atrás. Nadie lo quería. Pero las heridas se curan y hay que seguir para adelante. Y eso que era algo malo se transformó en algo positivo porque en la B los hinchas de River explotaron todos los estadios. El club se recompuso y a los dos años ganó el campeonato local y arrasó con Gallardo. No creo que en la historia del fútbol mundial haya pasado algo parecido”. 

Almeyda fue el entrenador de River en la B Nacional.

Almeyda fue el entrenador de River en la B Nacional.

Matías Jesús Almeyda, 2021. “A nosotros nos hundieron mal. Ahora muchos se animan a hablar mal de Grondona porque ya no está. En ese momento Passarella se lo dijo en la cara porque el manejo no era el ideal. Pero eso ya pasó. Capaz que se tenía que vivir tanto dolor para que después vinieran las alegrías de estos años. Creo que River volvió mejor que antes, porque el de ahora es el mejor de la historia. Han construido el estadio, ganaron títulos, venden jugadores, han comprado jugadores por fortunas. En aquel momento, en 2011, no podían contratar ni un jugador. Este es el River que pretendimos toda la vida”.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba