Uruguay

científicos y jerarcas prevén salida “acordada” que será “en breve”

El Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) se prepara para darle un punto final a su asesoramiento al frente del gobierno de Luis Lacalle Pou tras aportar, durante casi 15 meses, distintas recomendaciones ligadas al control sanitario de la epidemia de coronavirus en Uruguay. Su actuación, enmarcada en un punto y coma desde hace un tiempo, pasó a un segundo plano, con la cúpula de académicos distanciándose de aquellas resonadas conferencias de prensa de 2020, luego de que las autoridades acataran alguna de las sugerencias brindadas en el documento del 7 de febrero y descartaran otras.

La contribución de los científicos, iniciada en marzo de 2020, estaba prevista hasta junio. Así lo recordó este jueves a Info TNU la vicepresidenta, Beatriz Argimón: “Ellos ya habían anunciado que al llegar junio ya estarían culminando el trabajo, por lo menos como lo venían llevando adelante. Nos parece que hay que seguir agradeciendo el aporte que han hecho. Seguramente, seguirán siendo un pilar fundamental en el momento de la toma de decisiones”. 

El desempeño del grupo asesor, si bien en los papeles siguió siendo el mismo, fue mutando de apariciones frecuentes en conferencias de prensa a esporádicas intervenciones públicas. Con los casos de coronavirus al alza y las muertes en aumento desde marzo, insistieron en tomar más medidas a mediados de ese mes alegando, en voz de su coordinador general, Rafael Radi, que era “esencial” imponer un conjunto de restricciones que apuntaran a “la disminución sustancial del número y duración de los contactos entre las personas” y llamaron a “blindar abril”, en un pedido especial a la ciudadanía para intentar frenar el curso acelerado de la epidemia. En paralelo, las diferencias entre los criterios científicos y la postura del gobierno comenzaron a vislumbrarse.

Con el anuncio del regreso a clases, los científicos volvieron a marcar perfil afirmando que discrepaban con la cantidad de estudiantes que empezarían a pisar las aulas una vez que se concretara el retorno. De acuerdo a su visión, la cifra propuesta por las autoridades de la educación era lo suficientemente “baja” como para que el control del riesgo sanitario fuera “equivalente” al recomendado en el informe que publicaron el 27 de abril. “El cronograma de reapertura es muy progresivo”, dijeron en ese entonces las fuentes científicas a El Observador.

El segundo quiebre se produjo hace una semana, cuando Radi señaló a Búsqueda que las medidas del gobierno no habían sido “suficientes” para calmar la epidemia y dijo que se había perdido la “oportunidad” de reducir la movilidad. Por entonces, reconoció que no se puede ser “dogmático” con las definiciones y llamó a “apagar” y “chau” para retomar el control del virus. Desde el gobierno respondieron con una publicación sobre la efectividad de las vacunas y a los pocos días el presidente Lacalle Pou concedió una entrevista televisiva en horario central.

Este jueves, en un tono más calmo, Argimón reconoció que además del “asesoramiento técnico” y los conceptos científicos, el gobierno toma en cuenta “otros componentes” para decidir. “Cuando uno tiene que tomar decisiones hay otros componentes (…) Seguirá siendo un aporte importantísimo, seguirá estando, no sé de qué forma”, señaló.

En esa línea, el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, sin dejar de reconocer el “tiempo, prestigio y conocimiento” de los involucrados, dijo que siempre fue un “grupo de asesoramiento” y no de “decisión” y dio paso a la inminente desvinculación de los integrantes. “Era un proceso saldado hace mucho tiempo, que iba a pasar a una nueva fase. Es difícil determinar cuándo por la situación en la que estamos, (pero) ellos lo están evaluando. Hay mucho cansancio, ha sido un año muy intenso”, remarcó en rueda prensa.

Sobre ese punto, Radi, que se mostró conforme por el protagonismo que cobró la ciencia en los últimos meses, precisó a Búsqueda que académicos y jerarcas intercambiarán para cerrar una salida “en breve” y de forma “acordada”, que “honre” y sea “consistente” con el trabajo realizado por sus colegas. Pretende, eso sí, acordar antes un cierre que permita jerarquizar el rol de la ciencia en el futuro debido al papel que, entiende, aportaron para “disminuir la incertidumbre en cuanto a la prevención, el diagnóstico, el tratamiento, la vacunación y la mitigación” del covid-19. Pero es consciente de que el ciclo debe cerrarse pronto porque, considera, “un enorme número de herramientas y recomendaciones ya fueron desplegadas”.

Durante su aparición pública el martes, en entrevista con Subrayado de Canal 10, el presidente Lacalle Pou, habló de las medidas propuestas por el GACH el pasado 7 de febrero y dijo que el gobierno adoptó 24,5 de las 27 propuestas. El Observador realizó un informe en el que concluyó, sin embargo, que las disposiciones adoptadas fueron menos.

El grupo honorario abandonará su rol como asesor de Presidencia luego de contribuir con 86 informes y participar en diversas comisiones con el Ministerio de Salud a lo largo de casi 15 meses.

 




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba