Tecnología

así controla Amazon a sus empleados

Aunque se jacta de lo bien que trata a sus empleados y de los sueldos que paga, Amazon es fuertemente cuestionada por las políticas que adopta con sus empleados. Hace poco se reveló que sus camioneros hacían sus necesidades en una botella para no perder tiempo y ahora se supo que su planta es vigilada mediante inteligencia artificial.

Los conductores de Amazon, muchos de los cuales son subcontratados, se enteraron que la compañía planea instalar en las furgonetas un sistema de cuatro cámaras con sensores biométricos.

La herramienta es capaz de registrar si el conductor aparta la vista del camino, acelera o incluso si bosteza. Lo peor de todo es que le podrán enviar notificaciones en tiempo real a los superiores.

Muchos de los repartidores encontraron esta práctica invasiva y decidieron abandonar la firma.

Al ser consultada por este sistema, la firma liderada por Jeff Bezos comenzó a recolectar opiniones favorables de varios de sus trabajadores y así armó un comunicado para la prensa.

A fines de 2020, algunos empleados denunciaron que la firma estaba instalando un sistema para rastrear los descansos. REUTERS

A fines de 2020, algunos empleados denunciaron que la firma estaba instalando un sistema para rastrear los descansos. REUTERS

“Invertimos en seguridad en todo nuestro negocio y ahora hemos empezado a desplegar un sistema de cámaras y tecnologías de seguridad líderes para nuestra flota de furgonetas”.

A fines de 2020, algunos empleados denunciaron que la firma estaba instalando un sistema para rastrear los descansos de sus trabajadores de los almacenes.

Según las explicaciones de los testigos, el sistema podía provocar el despido de una persona sin que haya ningún cargo jerárquico involucrado en la supervisión.

En un comunicado, Amazon lo negó: “Es absolutamente falso que los empleados sean despedidos con un sistema automático”: Mantuvo que, a pesar del rastreo automático, las decisiones sobre personal seguían involucrando a responsables.

El destrato que padecieron los empleados en los momentos de descansos se consideran un factor clave para la votación para organizarse en un sindicato de los trabajadores de Amazon en Bessemer, Alabama.

Hubo varios que mencionaron haber sido injustamente castigada por el sistema, al que acusan además de no ser lo suficientemente transparente. Se denunció también que los gerentes tienen la capacidad de editar los tiempos de descanso a su discreción.

Espionaje

Amazon, el gigante del comercio electrónico. Foto: AFP

Amazon, el gigante del comercio electrónico. Foto: AFP

A esto se suma que, documentos filtrados demostraron el año pasado que Amazon había trabajado con la agencia de espionaje Pinkerton, conocida por sus trabajos en contra de la organización sindical.

Días atrás, la compañía tuvo que reconocer que, parte de su flota de camioneros debe orinar en botellas de plástico, después de que surgieran pruebas que lo corroboran.

La confesión llega luego de que el político demócrata de Wisconsin Mark Pocan incriminara a la empresa a través de un tuit de que no era tan ejemplar como pregona porque ataca la formación de sindicatos y “hace que los trabajadores orinen en botellas”.

Varios testimonios señalaron que la práctica de orinar en estas condiciones estaba “extendida” y se debía a “a la presión por cumplir las cuotas” que sus superiores establecían.

En algunos casos, “los empleados incluso defecaban en bolsas”, señalaron con vergüenza. También describieron prácticas de trabajo despiadadas, tanto en sus centros como entre el personal de reparto.

SL


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba