Internacionales

Alexander Lukashenko lanza una “bomba migratoria” a Europa en represalia por las sanciones a Bielorrusia

El régimen de Bielorrusia de Alexander Lukashenko, que acaba de ver como le caen duras sanciones económicas europeas tras obligar a aterrizar un avión de Ryanair para detener a un periodista opositor, descubrió una forma de presionar a Europa. Desde hace semanas, pero sobre todo en los últimos días, está organizando una especie de puente aéreo para que migrantes de Oriente Medio vuelen a su capital, Minsk, y desde ahí los lleva hasta la frontera con Lituania.

La Unión Europea y sus Estados miembros llevan años, sobre todo tras la crisis migratoria de finales de 2015 y principios de 2016, dispuestos a cualquier cosa para evitar la llegada de migrantes económicos o solicitantes de asilo a su territorio. Si hay que financiar a milicias libias vestidas de guardacostas se hace. Si hay que transferir 6.000 millones de euros a la Turquía de Recep Tayyip Erdogan se hace. La prioridad es evitar esas llegadas de migrantes. Eso hace a Europa vulnerable a represalias.

Ante la llegada de los migrantes, Lituania ha reaccionado montando un campamento con tiendas de campaña militares de emergencia, pidiendo ayuda a Bruselas y a sus socios europeos y declarando el Estado de emergencia.

La premier de Lituania viaja a la frontera con Bielorrusia acompañado de autoridades de la UE. Foto: EFE

La premier de Lituania viaja a la frontera con Bielorrusia acompañado de autoridades de la UE. Foto: EFE

Esa frontera terrestre está cerrada desde que Minsk así lo decidió para evitar la fuga de opositores, pero los guardias de fronteras lituanos denuncian que ven a los bielorrusos dejar a los migrantes a pocos cientos de metros de la linde e indicarles que corran hacia territorio lituano.

Las llegadas, en los últimos días, suponen una media de 150 personas al día. Pocas, pero suficientes para poner contra las cuerdas a los servicios de acogida de un pequeño país como Lituania que además no tiene costumbre de recibir migrantes.

La presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Leyen, prometió enviar ayuda y aseguró que en la llegada de esos migrantes ve “un patrón de motivación política” por parte del régimen de Alexander Lukashenko, conocido como “el último dictador de Europa”.

Durante su discurso con motivo del Día de la Independencia, este pasado 3 de julio, Lukashenko dijo que su gobierno “no va a contener a aquellos que han oprimido en Afganistán, Irak e Irán. No tenemos dinero ni fuerzas para ello como resultado de sus sanciones”.

“Bielorrusia chantajea”

Lituania lleva semanas denunciando esa política bielorrusa. El pasado 31 de junio, durante una reunión de cancilleres europeos celebrada en Luxemburgo que sirvió para preparar la cumbre europeas de finales de junio, el canciller lituano, Gabrielius Landsbergis, dijo que Bielorrusia “chantajea” a su país y que usa a los migrantes “como armas”.

Lituania asegura que Bielorrusia está facilitando los vuelos desde Irak y Turquía para migrantes de Oriente Medio que quieran llegar a Europa a través de su país hasta Lituania.

Landsbergis señaló que su país es el único al que llega ese flujo de migrantes a pesar de que Bielorrusia también tiene fronteras terrestres con Polonia y con Letonia, otros dos Estados miembros de la Unión Europea.

Según el canciller lituano, eso se debe principalmente a la actitud de su Gobierno contra la tiranía de Lukashenko: “Lituania no sólo está acogiendo a grandes grupos de la oposición bielorrusa, sino que también fue contundente sobre la situación en Bielorrusia”. El canciller aseguró que si Lukashenko busca que Lituania cambie su política se equivoca: “Eso no sucederá”.

Lituania asegura que el campamento temporal acoge ya a más de 500 personas y que la mayoría de los que han llegado son iraquíes. También hay grupos menores de afganos, rusos, srilankeses y sirios.

Bruselas, especial

ap​


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba