Deportes

a pedido de la defensa, pospusieron la indagatoria

Juan Román Riquelme consiguió, a través de un pedido de su representante legal, posponer la indagatoria programada para este jueves, en el marco de la causa que se inició a raíz de la presencia de su hijo Agustín en la Bombonera el pasado 12 de marzo, fecha en la cual se disputó el Superclásico correspondiente al interzonal de la 5ta jornada de la Copa de la Liga Profesional, rompiendo con el aislamiento obligatorio de siete días dispuesto por el Gobierno Nacional por haber regresado desde el exterior.

La fiscalía aceptó la solicitud del letrado y postergó la indagatoria, que aún no tiene nueva fecha.

El 11 de marzo, justo un día antes de que se disputara el mencionado cruce entre Boca y River, una noticia vinculada a los contagios acaparó las portadas de los medios argentinos: un control preventivo en el Aeropuerto de Ezeiza había detectado 44 casos positivos de Covid-19 en un vuelo de egresados que retornaba desde Cancún, México. Entre los pasajeros se encontraba de Nicanor Santilli, el hijo de la periodista Nancy Pazos y Diego Santilli, vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Juan Román Riquelme y Jorge Amor Ameal, en el predio de Ezeiza. 
Foto: captura de TV

Juan Román Riquelme y Jorge Amor Ameal, en el predio de Ezeiza.
Foto: captura de TV

¿Qué tiene que ver esto con Riquelme y la Bombonera? Simple: Agustín, hijo de Román, también estuvo de viaje de egresados en Cancún en esa época y si bien regresó al país unos días antes de que estallara la noticia de igual manera debía afrontar la cuarentena obligatoria de una semana que indica el protocolo para evitar la diseminación del virus en caso de que estuviera contagiado. Y no lo hizo: a dos o tres días de haber arribado a la Argentina se lo divisó junto a su padre en uno de los palcos de la cancha de Boca.

La fiscalía entiende, además, que ni Román ni Agustín cumplieron con el distanciamiento social y los cuidados correspondientes durante el partido. A ambos se los acusa de haber incumplido con los artículos 202 y 205 del código penal (actos y desobediencias que propicien la propagación de la pandemia), lo que motivó la anteriormente mencionada y ahora postergada citación a indagatoria.

Qué penas podrían caer sobre Riquelme y la probable clausura de la Bombonera

Riquelme podría tener una multa de hasta 100 mil pesos y una pena de prisión de seis meses de mínima, según la tipificación de los artículos 202 y 205 del código penal. En tanto, el Código Contravencional estipula un arresto de hasta 60 días y la misma multa económica, y allí también se detalla que se puede clausurar el establecimiento, en este caso la Bombonera, si se comprueba la falta.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba