Referentes de todos los partidos del interior impulsan dialogo para reconstrucción nacional

Ex intendentes: Sergio Botana (Partido Nacional). Yamandú Orsi (Frente Amplio), y Marne Osorio (Partido Colorado).

Ex intendentes: Sergio Botana (Partido Nacional). Yamandú Orsi (Frente Amplio), y Marne Osorio (Partido Colorado).

En la propuesta que impulsan los tres ex intendentes Orsi (Canelones), Botana (Cerro Largo) y Osorio (Rivera) se manifiesta que ante la actual crisis sanitaria y económica, un grupo de orientales del interior han decidido unirse para realizar su aporte.

“En nuestra historia hemos podido salir adelante desde una visión integradora del país, que considere capital e interior, campo y ciudades”, remarcan.

Asimismo, aseguran que las secuelas sociales y económicas “pueden ser devastadoras si no se trabaja desde ya y todos juntos, sin banderas partidarias, o, mejor aún, con todas las banderas unidas detrás de esta gran causa patriótica: levantarnos como Nación después de esta pandemia”.

Diálogo para la reconstrucción nacional

He aquí el texto de la convocatoria.

Carta a los uruguayos y al sistema político.

“Los hermanos sean unidos, esa es la Ley primera”

Dada la triste y compleja situación que vive nuestra República por la pandemia global que nos ha alcanzado y que tiene a todos los orientales angustiados y preocupados, pero de todas formas esperanzados que superaremos lo antes posible esta situación.

Nosotros, como ex intendentes del interior del país, nos dirigimos a todos los uruguayos y a los partidos políticos, inspirados en la solidaridad, la tolerancia y la convicción de que tenemos que estar más unidos que nunca.

Proponemos un gran diálogo para la reconstrucción nacional, que debe implementarse lo antes posible, apoyando y sumándose a las políticas que ya se han decidido y a las que necesariamente se continuarán implementando.

El trabajo desde el Congreso de Intendentes ha sido una gran lección de unidad, responsabilidad y compromiso institucional. No es casualidad que el consenso sea la norma -no escrita- de funcionamiento cotidiano en ese ámbito. Nos lo obligamos; y lo cumplimos.

El conocimiento de cada rincón de nuestra patria que adquirimos en este ámbito fortalece una visión equilibrada del país y nutre el sentido de la solidaridad territorial.

Nadie desconoce el rol de las intendencias cuando hay que hacer frente a los fenómenos climáticos, a las inundaciones, o en la asistencia a los más débiles. Los centros coordinadores de la emergencia departamentales son un testimonio claro de esos aportes.

Ante la actual crisis sanitaria y económica, los orientales del interior decimos presente para unirnos y poder hacer nuestro aporte. En nuestra historia hemos podido salir adelante desde una visión integradora del país, que considere capital e interior, campo y ciudades.

Porque la patria nos llama, porque somos del interior, quienes hemos ejercido la función de intendentes en este último período, ofrecemos nuestra experiencia acumulada para tomar los caminos más eficientes en los tiempos que corren y los que se avecinan.

Esta afirmación se apoya en la importancia que tiene el papel del territorio para la aplicación de las políticas públicas, más en momentos de crisis.

La prevención y la atención a las emergencias, son ejes centrales del trabajo en ese sentido. Pero es muy importante, aunque quizás menos conocida, la tarea de atención a los efectos derivados de las crisis y sus consecuencias.

Estamos convencidos que las secuelas sociales y económicas pueden ser devastadoras si no nos ponemos a trabajar desde ya, todos juntos, sin banderas partidarias, o, mejor aún, con todas las banderas unidas detrás de esta gran causa patriótica: levantarnos como Nación después de esta pandemia.

Se hace imprescindible seguir fortaleciendo la articulación de los distintos niveles de gobierno y tenemos claro que los gobiernos departamentales y los municipios son los mejores articuladores para la aplicación de políticas públicas. Coordinación que el Gobierno nacional necesita para la dura tarea que enfrenta.

Hoy están los médicos y los trabajadores de la salud dando la pelea en cada centro de atención de nuestro Uruguay, en cada policlínica, en los hospitales y sanatorios. Todo nuestro respeto y reconocimiento. Un abrazo a cada trabajador municipal que sostiene la imprescindible tarea de los servicios vitales en ciudades, pueblos y campo.

Y nos reafirmamos en el apoyo a nuestros productores, que juegan y jugarán un rol central en la generación de los alimentos básicos para salir de esta crisis. Ahí estaremos, como siempre y más que nunca, a su lado, no sólo para que se mantengan en la tierra que los vio nacer, sino porque sabemos que sólo saldremos adelante con la producción y con el campo.

Igualmente a todas esas empresas de todos los tamaños que hoy deben sobrevivir, para que rápidamente sean el motor de arranque de nuestra economía y la salvaguarda para todos nuestros trabajadores, que no quieren vivir de subsidios y sí del fruto de su trabajo.

Agradecemos la solidaridad de nuestros ciudadanos, que se pusieron a la orden una vez más cuando la necesidad nos llama a ocupar un lugar en la primera línea de trabajo, con el orgullo de ser orientales y con la camiseta puesta del departamento.

Gobierno nacional, partidos políticos de nuestro país: acá estamos, somos una comunidad espiritual de todos los pelos que ha entendido que juntos somos más fuertes para apoyar en todos los frentes, sin otros colores que los de la Patria. Estamos dispuestos a dar ese gran diálogo para la reconstrucción, para cuando amaine la tormenta.

Ahora están los intendentes en funciones dando la batalla en estas duras horas y cuentan con todo nuestro respaldo. Pero es tiempo de pensar juntos el futuro inmediato.

Porque nuevamente, el país se levantará una vez más desde el interior.

Fuente>

DEJANOS TU COMENTARIO
NO TE OLVIDES DE COMPARTIRLO: