26 mayo, 2024
Las Noticias de Uruguay de hoy

logo horizontal color

Uruguay referente en economía sostenible

URUGUAY – En un compromiso continuo con el cuidado ambiental, Uruguay ha reafirmado su posición en la política económica, destacando la importancia de incorporar consideraciones ambientales en las decisiones financieras. Durante la 64.ª Asamblea Anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, enfatizó el impulso del país para crear instrumentos financieros que premien o castiguen el cumplimiento de metas ambientales definidas en el Acuerdo de París.

Junto a otros líderes regionales, como los ministros de Economía de Paraguay y Ecuador, Carlos Fernández y Juan Carlos Vega, respectivamente, así como Marisela Alvarenga, directora jefa de la División del Sector Financiero de BID Invest, Arbeleche destacó el compromiso del Gobierno uruguayo con el cuidado del ambiente y su integración en la política económica.

“Si como responsable de la política económica uno quiere más crecimiento y más empleo para su país, no tiene otra opción que incorporar lo ambiental en lo económico”, afirmó Arbeleche.

Uruguay ha sido un promotor activo del desarrollo de instrumentos financieros específicos para abordar el cambio climático durante su presidencia del Comité de Desarrollo del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional. Estos instrumentos ofrecen incentivos a los países que implementan medidas concretas para cumplir determinadas metas ambientales.

En 2022, Uruguay emitió un bono indexado a indicadores de sostenibilidad y cambio climático, seleccionando dos indicadores vinculados al Acuerdo de París: la reducción de gases de efecto invernadero y la conservación de los bosques nativos. Si el país cumple con estas metas, se le premia con una reducción en la tasa de interés, lo que demuestra el compromiso del Gobierno con el cuidado ambiental.

La incorporación de estos indicadores en el instrumento financiero garantiza que sean vinculantes, lo que significa que hay consecuencias financieras tangibles por su cumplimiento o incumplimiento. Además, se destacó el apoyo del BID y de Naciones Unidas en la elaboración de estos instrumentos.

Uruguay también participará en la implementación piloto del programa BID Clima, una nueva herramienta de financiamiento que recompensa a los países por alcanzar objetivos ambientales. En este caso, se premia el cumplimiento con una subvención del 5% del principal del préstamo.

En resumen, Uruguay continúa demostrando su compromiso con el cuidado ambiental al integrar consideraciones ambientales en su política económica y desarrollar instrumentos financieros concretos para abordar el cambio climático.