26 mayo, 2024
Las Noticias de Uruguay de hoy

logo horizontal color

Laura Raffo propone desregular el cannabis

URUGUAY – La candidata presidencial por el Partido Nacionalista, Laura Raffo, anunció su propuesta de modificar la política de cannabis en el país, particularmente eliminando la responsabilidad estatal en la venta y distribución de la sustancia. La propuesta se centra en ofrecer a los uruguayos la opción de consumir sus propios cultivos o unirse a clubes de consumo, y surge tras una gira de la candidata por el país para escuchar inquietudes de la ciudadanía.

El anuncio, realizado durante una rueda de prensa donde Raffo presentó sus propuestas, despierta interrogantes sobre el futuro de la política de cannabis en Uruguay. El país fue pionero en la legalización del cannabis en 2013, y desde entonces el Estado ha mantenido un papel destacado en la regulación de su producción, distribución y venta, buscando garantizar la seguridad y bienestar de los usuarios, así como evitar el acceso de menores y la aparición de un mercado ilícito.

Una revisión en profundidad

Raffo planea revisar la normativa vigente sobre el cannabis, buscando ofrecer mayor libertad de elección a los consumidores, permitiéndoles cultivar su propio cannabis o unirse a clubes de consumo privados. Esto podría representar un cambio significativo con respecto a la política actual, que permite a los uruguayos comprar cannabis en farmacias autorizadas por el Estado o cultivarlo en sus hogares tras registrarse.

Sin embargo, la candidata también propone retirar al Estado del ámbito de la venta y distribución, una medida que, si bien podría aumentar la libertad de los consumidores, también genera preocupación sobre la capacidad de mantener controles adecuados sobre la producción y distribución de cannabis. La actual regulación estatal ha sido clave para garantizar la calidad de los productos y prevenir riesgos asociados con el consumo.

Potenciales riesgos y desafíos

Aunque Raffo argumenta que su propuesta busca atender las preocupaciones de la ciudadanía, desregular la venta y distribución del cannabis podría implicar desafíos importantes. Los expertos señalan que un sistema regulado por el Estado es esencial para evitar el acceso de menores al cannabis y para supervisar la calidad de los productos en el mercado.

Además, la eliminación de la regulación estatal podría abrir la puerta a la aparición de un mercado ilícito, lo que contradeciría los logros de la política actual de cannabis en Uruguay. Los riesgos de permitir una mayor libertad sin supervisión adecuada incluyen el posible aumento de problemas de salud relacionados con el consumo no controlado.

Repercusiones y perspectivas

La propuesta de Raffo ha generado un debate en Uruguay sobre el equilibrio entre la libertad individual y la necesidad de controles estatales en la industria del cannabis. Mientras algunos uruguayos pueden dar la bienvenida a una mayor libertad de elección, otros se preocupan por los riesgos asociados con una reducción de la regulación.

El enfoque de Raffo plantea desafíos significativos para el futuro del cannabis en Uruguay, incluido el establecimiento de un sistema que mantenga altos estándares de seguridad y calidad, al tiempo que otorga mayor autonomía a los consumidores.

Conclusión

El debate sobre el papel del Estado en la venta y distribución del cannabis está en pleno auge en Uruguay. La propuesta de Laura Raffo plantea preguntas cruciales sobre cómo el país puede mantener el equilibrio entre la libertad individual y la necesidad de proteger la salud pública y la seguridad de los ciudadanos. A medida que el país se prepara para las elecciones, la discusión sobre el futuro de la política de cannabis seguramente continuará en el centro de la conversación nacional.