Tecnología

“Ya no somos una app para compartir fotos”

Instagram va a experimentar en los próximos meses una serie de cambios que potenciarán los contenidos de entretenimiento y sobre todo el formato video, lo que hará que deje definitivamente de ser una aplicación para compartir fotos.

El responsable de Instagram, Adam Mosseri, compartió a través de un vídeo publicado en Instagram y en Twitter los cambios que afectarán a la plataforma, que girarán en torno a cuatro tendencias: creadores de contenido, vídeo, compras y mensajería.

Mosseri destacó la intención de la compañía de conseguir que los creadores puedan ganarse la vida con las publicaciones que comparten en la plataforma, y también los cambios que experimentaron las comprasen el último año, cada vez más digitales, debido a la pandemia.

El directivo también señaló que la forma en que la gente se comunica con sus allegados cambió en los últimos cinco años, ya no es tanto a través del ‘feed’ o las Historias, sino a través de la mensajería. Y sobre todo, los usuarios de Instagram acuden a la plataforma en busca de entretenimiento, un tipo de contenido que va de la mano con el crecimiento que está experimentando vídeo.

Foto AFP

Foto AFP

Estas tendencias llevaron a Mosseri a entender que deben apostar más por el entretenimiento y el vídeo, donde ya hay aplicaciones fuertes como TikTok y YouTube, e iniciar una transición que espera que se complete dentro de un año o un año y medio. “Ya no somo una app para compartir fotografías”, aseguró el directivo.

En este contexto, la compañía comenzará a realizar más pruebas en apartados como las recomendaciones, con nuevos contenidos que el usuario puede que todavía no esté siguiendo, o los temas, donde empezaron una prueba para conocer qué temas quieren ver más o menos los usuarios. En este cambio, el vídeo adoptará un papel más protagonista, y pasará a ser a pantalla completa, inmersivo, de entretenimiento y con formato móvil.

Historias exclusivas

La red social Instagram se encuentra probando actualmente en un nuevo formato de contenido, las Historias exclusivas, que solamente pueden ver los miembros de un club de fans, lo que apunta a la llegada de nuevas suscripciones mediante pagos.

La función de Historias exclusivas fue descubierta por primera vez escondida en el código de Instagram por el desarrollador experto en ingeniería inversa Alessandro Paluzzi, que informa de que se identifican por el color morado.

En las imágenes compartidas por Paluzzi se muestra que el contenido de las Historias exclusivas solo resulta accesible para los miembros de un club de fans, y no resulta posible tomar capturas de pantalla.

Adam Mosseri, director de Instagram. Foto: AFP

Adam Mosseri, director de Instagram. Foto: AFP

Ahora, Instagram confirmó al portal TechCrunch que las imágenes compartidas en los últimos días por Paluzzi pertenecen al prototipo interno de una nueva función que se encuentra actualmente en desarrollo.

Las historias exclusivas de momento no se prueban de forma pública, e Instagram no proporcionó más detalles sobre la función.

La referencia a los miembros de un club da a entender la llegada a Instagram de un nuevo tipo de suscripciones exclusivas, que podrían ser de pago, con las que algunos seguidores podrían ver contenido no accesible para el resto.

SL




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba