Deportes

Wimbledon y la chance única de Djokovic para igualar a Federer y Nadal y encarrilarse hacia un Golden Slam inédito

¿Quién es el GOAT (Greatest of All Time, en inglés), el mejor jugador de todos los tiempos? El debate está instalado en el mundo del tenis desde hace varias temporadas y los tres principales candidatos son Roger Federer y Rafael Nadal, que hoy comparten el récord de 20 títulos de Grand Slam, y Novak Djokovic, que los escolta con 19. El serbio viene corriendo de atrás a sus rivales desde hace un tiempo y es considerado por muchos el “tercero en discordia”, pero podría zanjar la discusión este año y lo que ocurra en Wimbledon, que se pondrá en marcha este lunes, podría ser clave para él.

Tras sus festejos en Melbourne y en París, Nole quedó a poco más de mitad de camino de conseguir el Golden Slam, ganar los cuatro “grandes” y el oro olímpico en un mismo año. Si grita campeón en el Abierto Británico, superará el que quizás es el obstáculo más duro de cara a ese objetivo y le quedarán por delante la cita de Tokio 2020 y el US Open, que se jugarán sobre superficie dura, la que mejor se adapta a su juego. Y ese hito histórico, que hasta ahora solo consiguió Steffi Graf en 1988 entre las mujeres, quedará casi al alcance la su mano.

“Todo es posible. Lo he experimentado a lo largo de mi carrera, un viaje estupendo hasta ahora. He logrado algunas cosas que muchos pensaron que no podría conseguir”, afirmó Djokovic horas después de derrotar en la final de Roland Garros al griego Stefanos Tsitsipas para sumar su 19° trofeo en la categoría más importante del circuito.

En febrero, Djokovic conquistó el Abierto de Australia al vencer a Medvedev en la final. Foto REUTERS/Kelly Defina

En febrero, Djokovic conquistó el Abierto de Australia al vencer a Medvedev en la final. Foto REUTERS/Kelly Defina

“Me he puesto en una buena posición para ir a por el Golden Slam. Ya lo estuve en 2016, pero todo terminó con una derrota en la tercera ronda en Wimbledon”, recordó el serbio, lamentando aquella oportunidad perdida. 

Hace cinco años, arrancó la temporada con una consagración en Australia y luego se coronó en el “grande” francés, con triunfos en ambos casos ante el británico Andy Murray. Así, se transformó en el cuarto jugador de la historia en ganar cuatro Grand Slams consecutivos, porque venía de levantar el trofeo en Wimbledon y el US Open de 2015. Los otros fueron Martina Navratilova (ganó seis al hilo entre 1983 y 1984); Graf (1993-1994) y Serena Williams (2002-2003 y 2014-2015). Pero eso no cuenta para completar el Grand Slam en un mismo año.

Nole llegó entonces a Londres con la chance intacta de conseguir el Golden Slam. Pero sobre el césped del AELTC no jugó en su mejor nivel y se despidió frente al estadounidense Sam Querrey en tercera ronda. Y el sueño de ese logro inédito se cayó.

"Me he puesto en una buena posición para ir a por el Golden Slam", aseguró Djokovic tras ganar Roland Garros hace dos semanas. Foto Christophe Archambault/AFP

“Me he puesto en una buena posición para ir a por el Golden Slam”, aseguró Djokovic tras ganar Roland Garros hace dos semanas. Foto Christophe Archambault/AFP

Es imposible saberlo, pero quizás una victoria en el torneo inglés le habría dado un extra de confianza para conquistar luego la medalla dorada en Río (perdió en primera ronda ante Juan Martín Del Potro) y el título en Nueva York (que sí ganó al superar en la final al japonés Kei Nishikori).

Tampoco hay forma de anticipar con seguridad si un triunfo en Londres en este 2021 le daría el impulso para llevarse después la dorada en Tokio y el trofeo en Flushing Meadows. Pero el serbio ya probó más de una vez en el pasado que cuando se marca un objetivo no descansa hasta conseguirlo. Y si grita campeón en el All England, la motivación para ir por el Golden Slam será luego mucho mayor.

¿Es candidato Djokovic en Londres? Por supuesto. Número uno del mundo, arrancará como el máximo favorito e irá en búsqueda de su sexto título en el certamen, que ya ganó en 2011, 2014, 2015, 2018 y 2019.

Djokovic ganó en 2019 su quinto trofeo en Wimbledon al superar a Federer en la final. Foto REUTERS/Andrew Couldridge

Djokovic ganó en 2019 su quinto trofeo en Wimbledon al superar a Federer en la final. Foto REUTERS/Andrew Couldridge

Además, es difícil encontrar en la previa un rival que represente una seria amenaza para él. Porque Nadal decidió no jugar este torneo ni los Juegos Olímpicos para cuidar su cuerpo y prolongar su carrera. Federer, ocho veces campeón del certamen inglés, está lejos de su mejor nivel, después de un 2020 complicado por dos operaciones en su rodilla derecha y un 2021 con poca competencia y rendimientos irregulares -sólo se encontrarían en una final-. Y el resto de los jugadores –Daniil Medvedev, Tsitsipas, Alexander Zverev, por nombrar algunos- aunque podrían sorprender, aún no han demostrado estar a la altura para superar al serbio en un Grand Slam.

Por un lugar en la historia

Así, si Djokovic consigue su 20° “grande” en la capital inglesa, no sería descabellado imaginarlo cerrando la temporada con el Golden Slam en su poder. Sería apenas el segundo tenista en conseguirlo y el primero en 33 años, desde aquel inolvidable 1988 de Steffi Graf.

La alemana, por entonces número uno del mundo, fue la gran dominadora de esa temporada en el circuito femenino, en la que ganó 73 de 76 partidos y 11 títulos. Se coronó en Australia al vencer a Chris Evert, en París con un triunfo ante Natasha Zvereva, en Londres al superar a Navratilova y en Nueva York con una victoria ante Gabriela Sabatini. Y volvió a derrotar a la argentina en la final del torneo olímpico de Seúl para completar el primer Golden Slam de la historia del tenis.

Steffi Graf ganó el oro en Seúl 1988 y completó el primer -y hasta ahora único- Golden Slam de la historia del tenis. Foto AFP

Steffi Graf ganó el oro en Seúl 1988 y completó el primer -y hasta ahora único- Golden Slam de la historia del tenis. Foto AFP

Hubo luego otros jugadores que sumaron a sus vitrinas los cuatro trofeos “grandes” y el oro olímpico en singles, pero nunca en el mismo año. Lo consiguió Andre Agassi, cuando ganó Roland Garros en 1999, tres años después de coronarse campeón olímpico en Atlanta 1996 y ya con los otros tres Grand Slams en su haber. Nadal, que fue oro en Beijing 2008 y completó luego su cosecha en Nueva York en 2010. Y Serena Williams, al subirse a lo más alto del podio en Londres 2012, cuando ya era dueña de títulos en los cuatro torneos más importantes.

También hay otros cuatro jugadores que conquistaron todos los Grand Slam en una misma temporada, pero no el oro olímpico: los estadounidenses Don Budge (1938) y Maureen Connolly (1953) y el australiano Rod Laver (1962) antes del comienzo de la Era Abierta; y otra vez Laver (1969) y su compatriota Margaret Court (1970) tras la unificación de los circuitos amateur y profesional. 

Pero nadie logró lo que consiguió Graf en 1988. Djokovic está ahora casi a mitad de camino para hacerlo. El sueco Mats Wilander, en 1988, y el estadounidense Jim Courier, en 1992, también habían arrancado con el doblete en Melbourne y en París. Pero patinaron en el césped y la historia quedó trunca. El próximo gran objetivo de Nole es Wimbledon. Si gana en Londres, no sólo le dará alcance a Federer y Nadal como máximos ganadores de torneos grandes con 20 cada uno, sino que habrá una pregunta que sólo él puede responder: ¿habrá alguien capaz de evitar que consiga el Golden Slam y se posicione como al gran favorito a ganar esa discusión sobre quién es el mejor de todos los tiempos?


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba