Internacionales

¿Voto calificado en Estados Unidos?

Joe Biden ganó las elecciones en Estados Unidos en noviembre por un amplio apoyo de las minorías y un sistema que facilitó el presentismo por vía del voto anticipado y por correo. También, debido a un fuerte entusiasmo por sufragar que generó colas inmensas de votantes en algunos distritos.

Ahora los republicanos en diferentes estados impulsan legislaciones que según los analistas buscan construir un sistema de “voto calificado” restringiendo la votación, eliminando incluso la vía del sistema postal para sufragar. En sus extremos, las leyes incluso prohíben alcanzar bebidas o alimentos a quienes esperan en largas colas bajo el sol.

Biden calificó de “atrocidad” y racista a la ley que firmó el gobernador republicano de Georgia que multiplica las limitaciones a los votantes. La nueva norma limita el sufragio anticipado y por correo, lo cual golpea en especial a la comunidad negra que suele usar esta modalidad y vota en su mayoría por los demócratas. Para el ex mandatario Donald Trump, la nueva normativa es el resultado de “la parodia de las elecciones presidenciales de 2020” cuya legalidad continua poniendo en duda. El magnate fue uno de los más duros críticos del voto postal porque eso incrementaba el flujo de sufragantes lo que reducía la posibilidad republicana.

Las dudas respecto a si la influencia del ex presidente se extendería después de los comicios y el traspaso del poder, se despejan con la nueva ley de Georgia, sostienen los analistas.

El ex presidente Donald Trump que saludó las iniciativas legislativas de Georgia AP

El ex presidente Donald Trump que saludó las iniciativas legislativas de Georgia AP

La norma que restringe el voto en el estado está en línea con las acusaciones sin pruebas del expresidente de que en las elecciones hubo un supuesto fraude y le fueron robadas.

Entre otras limitaciones, la medida impone requisitos de identificación más estrictos, restringe la votación por correo, otorga a los legisladores el poder de hacerse cargo de las elecciones locales y acorta el período de votación anticipada para todas las elecciones de segunda vuelta.

La legislación alarma a los sectores progresistas que hace apenas unos meses celebraron victorias históricas, tanto en las elecciones presidenciales que no ganaban allí desde 1992, y los dos escaños en el Senado. Ahora se presenta un empate de 50 demócratas y 50 republicanos.

El objetivo de estas maniobras es posicionarse mejor con vistas a las legislativas del año próximo que determinarán si se recomponen los republicanos o si los demócratas amplían su poder parlamentario.

Biden, el primer candidato presidencial demócrata en tres décadas en ganar Georgia, acusó a los republicanos de este y otros estados de montar un amplio asalto a los derechos de voto: “Lo que me preocupa es lo poco estadounidense que es toda esta iniciativa. Es enferma”.

El mandatario sostuvo que es “una atrocidad” y lo comparó con las leyes racistas ‘Jim Crow’, que se pusieron en vigor en los estados del sur en las décadas posteriores a la Guerra Civil de Estados Unidos entre 1861 y 1865 para legalizar la segregación y la privación de derechos a los ciudadanos afroamericanos. 
Washington y Atlanta. Agencias


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba