Economía

Ventas excepcionales, en un mercado lanero en caída

Los precios de la lana siguen presionados y no encuentran el piso. Cayeron 18% desde principios de junio, cuando el Indicador de Mercados del Este (IME) en Australia tocó el máximo anual de US$ 10,39 por kilo base limpia.

El miércoles 20 de setiembre el indicador cerró a US$ 8,53 con una corrección de 3% respecto a la semana anterior.

Por tercera semana consecutiva marcó un mínimo anual y retrocedió a valores de hace dos años. El mercado cayó 27 centavos de dólar y algo menos en moneda australiana.

La demanda se muestra retraída por la inflación y las dificultades de la industria textil en China y en Europa.

Lanas gruesas, las que más cuesta colocar.

En este preocupante contexto de mercado poco fluido y donde los precios se alejan de lo que pretenden los productores, llamaron la atención algunos negocios locales por lanas finas a precios “fuera de lo corriente”, que fueron informados por el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) la última semana.

Por un lote Merino Australiano de 18.500 kilos de lana de 17,2 micras –acondicionado con grifa verde y certificación RWS, rendimiento al lavado 77,4%– se obtuvieron US$ 11,50 vellón y US$ 1 por subproductos. Otro lote Merino Australiano de 15 mil kilos de lana de 17,5 micras –acondicionado con grifa verde y certificación RWS, rendimiento al lavado 78,8%– fue negociado a US$ 11 vellón y US$ 1 subproductos.

Son micronajes finos donde pesan los atributos certificados y el rendimiento al lavado, destacó el presidente de la Sociedad de Criadores de Merino Australiano, Álvaro Fros.

Estas operaciones son vistas como un indicio de que se activa el mercado tras la esquila. En Merino se está al día en stock, y se están vendiendo las últimas cosechas en un contexto de mucha inestabilidad, pero con más dinamismo que en las categorías de lanas medias y gruesas.




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba