Deportes

“Vengo un poquito irregular, me tengo que encontrar”

El tenis da revancha cada semana. Lo sabe Diego Schwartzman, que tras caer sorpresivamente en su debut en el Masters 1000 de Montecarlo el miércoles pasado, dio vuelta la página y enfocó todas sus energías en el ATP 500 de Barcelona, que arrancará este lunes. En el certamen español, el Peque, número nueve del mundo, buscará volver a encontrar la regularidad y el nivel de juego que mostró, por ejemplo, a principios de marzo sobre el polvo de ladrillo de Buenos Aires, donde gritó campeón.

“Necesito volver a tener ritmo de partido, volver a sentirme fuerte. De a poquito lo voy logrando”, admitió el porteño en la previa de su debut en el certamen, que como cuarto favorito será en la segunda ronda ante el ganador del duelo entre el estadounidense Frances Tiafoe (65° del ranking) y el español Carlos Alcaraz (119°).

“En Monte Carlo no aprobé el examen, así que ahora me toca analizar por qué no fui capaz de superarlo, más allá de que llegué al torneo sin sentirme demasiado nivel. Siempre trato de ver lo que hago yo dentro de la cancha, más que lo que hace el rival”, reconoció Schwartzman, que perdió en el torneo monegasco con el noruego Casper Ruud, 27° del ranking.

El argentino recordó los grandes resultados que consiguió el año pasado en la gira de polvo de ladrillo europea, que se jugó en fechas poco habituales -en septiembre y octubre, después del US Open– por la pandemia. En ese tramo de la temporada, alcanzó la final del Masters 1000 de Roma, con su primera victoria ante Rafael Nadal incluida, y fue semifinalista en Roland Garros, actuaciones que le permitieron meterse entre los diez mejores del mundo.

“Significó mucho para mí. No gané títulos ni tuve semanas perfectas, pero algunas se asimilaron como tales. Fue lo que me faltaba para llegar al top 10”, contó.

“Ahora estoy en otra situación. Tengo que mantener lo que hice durante todo el año pasado. Vengo un poquito irregular, me tengo que encontrar, pero siempre tuve este tipo de irregularidades en algunos momentos y después me voy acomodando”, analizó.

Schwartzman no tendrá un debut muy fácil en Barcelona. Chocará con Tiafoe, un especialista en canchas duras que igual puede complicar en polvo de ladrillo, o Alcaraz, de 17 años, que ingresó al cuadro como invitado de la organización y al que todos señalan como el heredero de Nadal. Sin embargo, por su capacidad de juego en canchas lentas y su experiencia, parte como el gran favorito ante cualquiera de los dos.

En octavos de final, su potencial rival sería el británico Daniel Evans (26°), que viene de hacer semifinales en Mónaco, donde dio el batacazo ante Novak Djokovic en octavos de final y perdió en semis con Stefanos Tsitsipas, luego campeón.

En cuartos, se cruzaría con el español Pablo Carreño Busta (sexto preclasificado) o el italiano Fabio Fognini (noveno); y en semis, con Nadal, máximo favorito, quien buscará su 12° trofeo en el certamen.

Pella será el otro argentino que jugará en Barcelona. Foto EFE/EPA/SEBASTIEN NOGIER

Pella será el otro argentino que jugará en Barcelona. Foto EFE/EPA/SEBASTIEN NOGIER

El otro argentino que se presentará en Barcelona será Guido Pella, 50° del ranking, quien no tuvo suerte en el sorteo y tendrá un camino complicado. El bahiense debutará ante Kei Nishikori, 39° de la clasificación, quien sigue luchando por volver a su mejor nivel luego de un par de temporadas complicadas por una lesión y una cirugía en el codo derecho. El duelo con el japonés se jugará este lunes, alrededor de las 9 de nuestro país.

Si avanza, Pella se cruzaría en la segunda ronda con el chileno Cristian Garín, 22° del mundo y 13° cabeza de serie. Y en octavos de final, aparecía en su camino nada menos que Nadal.

Belgrano también tendrá acción de argentinos

El ATP 250 de Belgrado será la otra cita de esta semana en el circuito masculino. El certamen serbio ya tiene asegurada la presencia de tres argentinos en su cuadro principal, Federico Delbonis, Federico Coria y Juan Ignacio Londero. Solo el santafesino saltará este lunes a la cancha.

Coria, 90° del mundo, enfrentará -desde las 7 de nuestro país- al local Nikola Milojevic, número 134 del ranking e invitado especial de la organización.

Delbonis, 84°, chocará en la primera ronda con el lituano Ricardas Berankis, 89°. Y Londero, 97°, espera por un rival surgido de la clasificación, que podría ser otro argentino. 

Porque Facundo Bagnis y Francisco Cerúndolo jugarán la última ronda de la fase previa este lunes. El rosarino, 102° del mundo, chocará con el local Hamad Medjedovic, de 17 años y 854° del ranking. En tanto, el porteño, 115°, enfrentará al español Roberto Carballes Baena, 91°.

La máxima atracción del certamen será el serbio Novak Djokovic, quien se despidió inesperadamente en Montecarlo ante Evans en octavos. El número uno del mundo -que debutará en la segunda ronda ante un rival por definir- volverá a jugar en su casa tras diez años y buscará su tercer título en el certamen, luego de los que ganó en 2009 y en 2011, en su última aparición.

Mirá también

Mirá también


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba